Diferencias entre tipos de estrabismo

Rate this post

El estrabismo es la desviación anormal de los ojos. En este sentido, el estrabismo convergente es el más común de ellos y se entiende como la afección que hace que los ojos giren hacia el interior de la cara. La vista se enfoca a la zona nasal, provocando lo denominado como ojos bizcos. El otro es el estrabismo divergente, que se da con menor frecuencia y mayor complejidad, ya que si no es prontamente corregido puede derivar en otros trastornos de la visión.

rp_13774809_602451566596381_653682467_n.jpgEn el estrabismo divergente el ojo se desvía hacia afuera. De esta forma, más allá del qué es estrabismo, aparece en una edad más tardía que el convergente y se pone de manifiesto de forma progresiva. Es estrabismo se identifica en dos en tipos, el intermitente y el continuo. En el primer caso, se le asociada a una insuficiencia en el líquido en los ojos que acomoda la posición de la retina. En el otro, la causa está relacionada a que uno de los ojos presenta problemas en la visión, ya sea por miopía avanzada, cataratas, o el denominado párpado caído (Ptosis), que es cuando uno de los dos párpados superiores evidencia un descenso anormal.

Tratamiento en niños

El tratamiento para el estrabismo divergente dependerá de la edad de diagnóstico. Por ello, los especialistas siempre recomendarán los chequeos preventivos y en los primeros años de vida de las personas. En los niños, la fórmula de estimulación es obligar a ver correctamente al ojo desviado, por lo que el procedimiento suele incluir parches para facilitar el trabajo de los músculos extraoculares. Además, se emplean gotas que paralicen la pupila, así como obstaculizar el ojo con buena visión, para que el cerebro busque poner en marcha el ojo lastimado, buscando controlar el estrabismo divergente.