Vacuna antirrábica para los humanos

La rabia es una enfermedad viral infecciosa transmitida por el virus Rhabdovirus, que alcanza el sistema nervioso central y que genera encefalitis aguda. Su transmisión se realiza por medio de contacto con secreción o tejido infectado y por medio de la mordida de animales enfermos. En ese sentido, diferente de lo que muchas personas piensan, los humanos también pueden ser afectados por la enfermedad y por eso necesitan dirigirse a un vacunatorio  para tomar la vacuna antirrábica.

vacunaMás información sobre la enfermedad

La rabia afecta a todos los mamíferos. Sin embargo, los principales transmisores del virus en humanos son animales carnívoros como perros y  gatos y también murciélagos del tipo Chiroptera. Como se mencionó, la transmisión se realiza por medio de contacto con secreción o mordida y después de eso el virus se incuba de dos a ocho semanas, pero puede variar de 45 días hasta 1 año.

Los primeros síntomas pueden ser muy diferentes en cada persona. Sin embargo, es muy común encontrar humanos que presenten síntomas como: dolor de cabeza, malestar general, angustia, fiebre, alteraciones sensoriales, parálisis, espasmos en los músculos, miedo a las convulsiones.

La vacuna antirrábica interrumpe la incubación del virus

La vacuna antirrábica entra como un medicamento para interrumpir el período de incubación y evita que el cuadro clínico se agrave cuando se administra antes del inicio de los primeros síntomas.

La vacuna se desarrolla en huevos embrionados o en cultivos celulares. Ella está compuesta por el virus inactivo de la rabia. Además, cuenta con vestigios de estreptomicina y también neón.

Su aplicación debe ser realizada en un vacunatorio y ministrada vía intramuscular. En niños menores de un año, la vacuna se aplica en la lateral del muslo.

En niños de más de un año y en adultos, la aplicación debe realizarse en el músculo deltoides. Actualmente, la vacuna antirrábica se puede encontrar fácilmente. Basta que el paciente vaya hasta algún vacunatorio particular o incluso público.