Cirugía de epilepsia: Cuándo y cómo se realiza el procedimiento

La epilepsia es una de las enfermedades crónicas más comunes y puede ser tratada con medicamentos. Sin embargo, pacientes que no responden bien a los medicamentos son aquellos que presentan epilepsia refractaria y deben ser evaluados para la posibilidad de indicación de cirugía de epilepsia.

Cuando se indica el tratamiento quirúrgico para la epilepsia

https://estaticos.elperiodico.com/resources/jpg/2/2/1449154386822.jpg

Así como en el tratamiento con medicamentos, el objetivo de la cirugía de epilepsia también consiste en el control de las crisis.Como regla general, todo paciente que no obtenga control adecuado de las crisis con uso regular de medicación apropiada, es potencial candidato a investigación para cirugía, pues puede beneficiarse del tratamiento.

Este grupo de pacientes merece estar bajo el seguimiento de un neurólogo especialista en epilepsia, que será responsable de conducir la investigación.

Los procedimientos quirúrgicos para la epilepsia

Los procedimientos quirúrgicos para epilepsia disponibles actualmente son varios. Se puede realizar la resección que es la remoción de la región cerebral responsable de la generación del fenómeno electroquímico que desencadena la crisis de epilepsia y, en casos más raros, la resección o aislamiento de un hemisferio cerebral entero o de estructuras específicas cerebrales como el cuerpo calloso (una estructura que conecta los dos lados del cerebro).

Estos dos últimos procedimientos se realizan con más frecuencia en los niños y, en general, los pacientes sometidos a la cirugía para la resección completa de la región epileptogénica cerebral se quedan por muchos años libres de crisis.

¿La cirugía cura la epilepsia?

La mayoría de los pacientes que pasan por la cirugía de epilepsia no tienen nuevas crisis, pero necesitan mantener al menos un medicamento para evitar ocurrencia de los episodios epilépticos. Esto trae un gran beneficio en relación al costo del tratamiento y los efectos colaterales, ademas, son raros los casos en que no es necesario mantener al menos un medicamento.