Estos síntomas podrían revelar que estás sufriendo de tiroides

Los problemas médicos relacionados con alteraciones a la glándula tiroides están acaparando una mayor atención de consultas en el último tiempo. Es importante entonces mantenerse alerta a las señales que el propio cuerpo es capaz de darnos mediante la aparición de una serie de síntomas visibles.

22La tiroides es una glándula relacionada al metabolismo del cuerpo, una función en que está directamente relacionada la velocidad con la cual se consumen las grasas, con qué frecuencia se presentan los latidos del corazón y el control del equilibrio hormonal en todo nuestro cuerpo.

En base a las desregulaciones o problemas asociados a un funcionamiento anormal se definen la clase de tiroidismo que se puede desarrollar: allí encontramos el hipotiroidismo, el hipertirodismo y los nódulos tiroideos. Cada uno afecta de diferente forma el cómo el paciente se siente.

Síntomas posibles para tomar en cuenta
Hay ciertas señales que pueden ser tomadas en cuenta por las personas, que pueden ayudar diagnosticar un problema en las funciones de la tiroides.

Uno de ellos es el aumento o baja de peso, algo que en el caso del tiroidismo se da de manera repentina. Esto ocurre porque la glándula se encarga de regular el metabolismo, y su función falla entonces es el cuerpo el que sufre las consecuencias visibles.

Otra señal es la presencia de fatiga y cansancio, que aparece incluso aunque la persona duerma las correspondientes ocho horas que se recomiendan para reponer energías. En este caso, este cansancio  puede ser causado por la falta de hormonas tiroideas.

El estado de ánimo también puede verse afectado debido a los desórdenes hormonales que se relacionan con la tiroides. Una persona puede llegar a sentir gran depresión, sensación de ansiedad y cambios en su humor como síntomas del tiroidismo.

Por último, la inflamación de la zona de la garganta, donde se ubica la glándula, es una de las señales evidentes de este cuadro.

Enfermedades de la tiroides más comunes
La tiroides forma parte del sistema endocrino y es una glándula con forma de mariposa ubicada en el cuello, justo arriba de la clavícula. Su función es producir hormonas que son vitales para nuestro organismo, es por esta razón que cuando es afectada esta glándula, se hace necesaria una atención rápida que sustituya la producción de hormonas afectada.
Entre las enfermedades más comunes de la tiroides en la población, se encuentran el bocio, enfermedad que aumenta el tamaño de la tiroides. Hipertiroidismo, enfermedad que genera una sobre producción hormonal. Hipotiroidismos, aflicción contraria al hipertiroidismo, es decir, una insuficiencia hormonal. Y el cáncer de tiroides.
Todas estas enfermedades, por su regularidad en las personas, son de fácil detección. Sus síntomas son variados y van desde sudor o sequedad en las manos, hasta presentar un incremento ocular (ojos saltones). En cuanto a los tratamientos, la mayor de las veces es necesario el uso de medicamentos, pero en casos extremos hace falta una intervención de la tiroides.

Aprenda a detectar los síntomas de la tiroides

sintomas_tiroidesMuchos hemos escuchado sobre la enfermedad de la tiroides y que afecta al área de la garganta, ¿pero realmente podría decir cuál es su función en el organismo? Siga leyendo que a continuación se lo contaremos en detalle.

Pues bien, la tiroides es la glándula que regula el metabolismo del cuerpo; esta determina con qué velocidad se queman las calorías, qué tan rápido late el corazón y es la responsable de establecer un equilibrio hormonal.

Esta enfermedad se manifiesta en las personas adultas, con síntomas como el padecimiento de diferentes desórdenes tanto en la salud física como emocional.

Para que pueda detectarlo, a continuación algunos de los síntomas más habituales que todos deberían tener en cuenta.

Cambios en el peso

Al ser esta glándula la responsable de regular la velocidad del metabolismo (proceso mediante el cual el cuerpo quema calorías) Al haber un aumento repentino de peso, podría deberse a una señal de hipotiroidismo, que es cuando la glándula no produce suficiente hormona tiroidea. En el caso de que haya una disminución de peso, podría indicar la presencia de hipertiroidismo, es decir cuando hay una producción excesiva de glándula tiroidea.

Problemas emocionales

Ansiedad, depresión, sensación de angustia o cambios de humor inexplicables pueden estar indicando problemas de la tiroides.

Continua sensación de frialdad

La glándula de la tiroides es la que se encarga de regular la temperatura corporal además de ser la que mantiene el calor adecuado en el cuerpo, por lo que si una persona comienza a sentir los pies y manos heladas junto con el resto del cuerpo, es un gran indicador de tener problemas a la tiroides.
Al ser los síntomas tan diversos, es muy común confundirlos con otras enfermedades; es por ello que es tan importante estar muy atentos a todos los cambios que puede experimentar el cuerpo, pues al ignorarlos puedes desencadenar complicaciones en la salud que eventualmente serán muy difíciles de controlar.

La tiroides y el tratamiento de sus males
¿Qué sabemos de la tiroides? A ver, resumamos: esta es una glándula situada en la cara anterior del cuello responsable del metabolismo corporal. Puede alterarse tanto por exceso, lo que se conoce como hipertiroidismo, o por defecto, hipotiroidismo.
Los síntomas del hipertiroidismo corresponden a una aceleración de los ritmos fisiológicos: aumenta el tránsito intestinal, hay pérdida de peso, taquicardias y aumento de sudoración. Por el contrario, el hipotiroidismo presenta una ganancia de peso injustificada, cansancio, piel seca, estreñimiento y baja temperatura corporal. Una buena forma de detectarlo es midiendo la temperatura corporal por la mañana, antes de levantarse. Si hay menos de 36 grados se podría estar frente a un problema de tiroides.
El tratamiento de ambos males consiste en una inmuno regulación y en infiltraciones locales de terapia neural. También, en algunos casos, es necesaria la aplicación de factor de crecimiento en la glándula. La principal ventaja de estos tratamientos es que una vez realizados el paciente no necesitará tomar hormonas de por vida.

Sepa cómo detectar la enfermedad de la tiroides

enfermedad_tiroidesLa tiroides es una glándula que regula el metabolismo del cuerpo y la producción de proteínas, determina la sensibilidad del organismo a otras hormonas, también con qué velocidad se queman las calorías, qué tan rápido late el corazón, así como también es la que establece el equilibrio hormonal en general.

La glándula de la tiroides se caracteriza por ser endocrina, es decir que es una agrupación de células que segrega sustancias conocidas como las hormonas, que tienen la finalidad de verter la sangre. Está formado por dos lóbulos a ambos lados de la tráquea unidos en la zona central , es por ello que tiene esa conocida forma de mariposa.

Es una enfermedad autoinmune, es decir una reacción del organismo frente a un tejido propio, lo que termina por inflamarlo y destruirlo. Es preciso mencionar que por lo general tiende a aparecer más en las mujeres por razones inexplicables,  aún así los expertos han investigado mucho sobre el tema y han descubierto que existen diferencias entre el sistema inmune de las mujeres y el de los hombres, los que implican la presencia o ausencia de determinadas hormonas como los estrógenos; además de existir otros factores tanto ambientales, como genéticos.

Existen tres problemas de tiroides que afectan al cuerpo de forma diferente, que pueden ser el hipertiroidismo, hipotiroidismo y los nódulos tiroideos.

Falta de energía

Para saber si la enfermedad de la tiroides está empezando a atacarte, debes estar alerta a ciertos signos o síntomas, como por ejemplo si a pesar de dormir las horas que corresponden para un sueño reparador (8 a 10 horas) aún así te sientes cansado o con la constante necesidad de dormir una siesta, es muy probable que estés teniendo problemas con las hormonas tiroideas pues tener problemas con los niveles de energía es una clara señal de que esto está fallando, especialmente si está acompañada de fatiga.

Problemas emocionales

Esta enfermedad también puede causar problemas emocionales, es por ello que si de repente comienzas a sentir cambios inexplicables en el humor, sensación de angustia, depresión, o ansiedad puede deberse a problemas de la tiroide.

Variaciones en la temperatura corporal

La tiroides es la encargada de mantener el calor en nuestro cuerpo, así como también de regular la temperatura corporal. Por lo que no es extraño si de pronto sientes las manos, pies  o todo el cuerpo frío, ya que puede ser un indicio de dificultades en la tiroides y,  por por ende en el metabolismo.

Cambios en el peso

La glándula de la tiroides es la que regula la velocidad del metabolismo, es decir el proceso de la quema de calorías. Por esta razón cuando existe un aumento repentino en el peso, es una señal de que la glándula no produce suficiente hormona tiroidea (hipotiroidismo)

En el caso de que exista una reducción de peso, puede deberse a una excesiva producción de glándula tiroidea (hipertiroidismo)

Enfermedades que afectan la tiroides

enfermedades_tiroideLa tiroides es una glándula poco conocida por las personas y su implicancia en el funcionamiento del cuerpo humano para casi inadvertido. Se trata de una glándula en forma de mariposa que se ubica en el cuello, justo bajo la clavícula.

La importancia de la tiroides es que ésta controla el ritmo de las principales actividades del cuerpo, como lo son los latidos del corazón y la velocidad con que se queman calorías, además es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas.

Algunos problemas que pueden afectar la tiroides son:

  • Bocio: agrandamiento de la glándula.
  • Hipertiroidismo: cuando la glándula produce más hormonas tiroideas de las que el cuerpo necesita.
  • Hipotiroidismo: cuando la glándula produce menos hormonas de las que se requieren.
  • Nódulos: crecimiento de bultos en la tiroides.
  • Tiroiditis: hinchazón de la glándula.
  • Cáncer de tiroides.

El cáncer de tiroides, como todas las enfermedades que incluyen células cancerígenas, es una de las patologías más complejas que pueden afectar a esta glándula; sin embargo, es raro en comparación con otros cánceres y de hecho, el pronóstico para los pacientes que lo padecen suele ser bastante bueno.

Esto ocurre porque la mayoría de los cánceres de tiroides son fácilmente curables con cirugía y porque rara vez producen dolor o incapacidad; además, el tratamiento es bastante efectivo y fácil de tolerar en las formas comunes de la enfermedad.

¿Cómo se produce el cáncer a la tiroides?

Existen ciertos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de padecer esta enfermedad, los cuales son:

  • Edad entre los 25 y 65 años.
  • Sexo femenino.
  • Origen asiático.
  • Tener antecedentes familiares de enfermedades que afectan la tiroides.
  • Haber recibido tratamientos de radioterapia en la cabeza o el cuello.

No se conoce a ciencia cierta cuáles son las razones específicas por las cuales se produce un cáncer a la tiroides, pero por lo general, los factores que inciden más en su desarrollo de los mencionados anteriormente, son la exposición a la radiación, sobre todo cuando esta ocurre en la infancia.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas de esta enfermedad pueden confundirse con los de cualquier otro padecimiento, por lo tanto es necesario que consulte a su médico si presenta algún nódulo o inflamación en el cuello. Ante ello el especialista le pedirá un examen para determinar si tiene cáncer y de dar positivo el siguiente paso será definir qué tipo de cáncer es éste.

El tratamiento a aplicar dependerá del tipo de cáncer que se encuentre y de la diseminación de éste. Las opciones son:

  • Cirugía para extraer las células malignas: es el tratamiento primario para todas las formas de cáncer, donde se recomienda extraer toda la glándula o la mayor cantidad de tejido de manera segura. Hecho esto, será necesario que el paciente tome hormona tiroidea de por vida.
  • Yodo radioactivo: este puede utilizarse para buscar y destruir las células tiroideas cancerosas con mínimo o cero daño a los tejidos del cuerpo.
  • Radioterapia o quimioterapia: en el caso de un cáncer avanzado, que no se haya detectado a tiempo y donde pueda existir áreas con metástasis que no estén respondiendo al yodo radioactivo.

Dependiendo de la complejidad de cada caso, algunos pacientes se someten a más de una opción.

Aprendamos sobre la Tiroides

clinica_alemana_tiroidesEsta pequeña, pero esencial glándula para el organismo, es uno de los componentes más importantes del cuerpo humano. Muchas personas desconocen su importante función y donde se encuentra, por lo que es importante conocer de qué se trata y en qué lugar está. Posee una forma similar a una mariposa y está cubriendo la tráquea en el sector inferior del cuello hasta la laringe

Esta glándula se encuentra compuesta por:

  • Lóbulos: cada mitad de la tiroide, ubicados en cada lado de la tráquea.

  • Istmo: banda o tejido que une los lóbulos.

  • Lóbulo piramidal: ubicado en el centro debajo del istmo.

  • Glándulas paratiroides: de 4 a 12 glándulas, que se hallan en detrás de la tiroide.

El tejido que cubre a la glándula de la tiroide, se encuentra conformado por folículos, que a vista microscópica son como diminutos sacos, que producen hormonas tiroideas. Las que se denominan Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3), las cuales son las encargadas de normalizan el metabolismo corporal, gracias al yodo que se encuentra en la sangre, debido a la ingesta de los alimentos.

La principal función de la glándula de la tiroides, es controlar el metabolismo del cuerpo como la función de distintos órganos. Las células que se encuentran en el organismo, le deben su correcto desarrollo a las hormonas tiroideas, que también ayudan al funcionamiento tanto de la energía como el calor, la frecuencia cardiaca, la fuerza muscular, el índice de colesterol, la memoria, entre otros.

Importancia de la Tiroides

Esta glándula es de suma importancia para todo el organismo, ya que se encuentra a cargo de controlar varias actividades del cuerpo. Algunas de éstas son, la rapidez con que se queman las calorías y la misma velocidad del latido del corazón, que en su conjunto son las que constituyen el metabolismo de cada persona.

Por eso mismo, cuando la Tiroides presenta un problema o no se encuentra funcionando como corresponde, produce dos enfermedades que afectan a todo el cuerpo. Una de ellas es el Hipotiroidismo, que significa que la glándula no está trabajando activamente, por el contrario, cuando produce más hormonas de la que se necesita, se le conoce con el nombre de Hipertiroidismo.

Hipotiroidismo v/s Hipertiroidismo

A pesar de que estas enfermedades se presentan en el mismo órgano del cuerpo humano, representan dos patologías muy distintas una de la otra. Pues bien, la tiroides regula gran parte de los procesos metabólicos del cuerpo humano, así cuando la producción de esta hormona se ve afectada, presenta síntomas en todo el organismo que requiere de ciertos tratamientos en cuestión.

Cuando se habla de hipotiroidismo, es que la glándula no está produciendo las suficientes hormonas necesarias, produciendo signos de depresión, aumento de peso, fatiga, falta de apetito, falta de concentración, intolerancia al frío, estreñimiento, entre otros en las personas que lo padecen.

Por otro lado, el hipertiroidismo, es todo lo contrario donde una hay una sobre producción de hormonas de este tipo, generando periodos menstruales irregulares, pérdida de peso, alteraciones del sueño, aumento del apetito, intolerancia al calor, ritmo cardíaco irregular, dolencias oculares y sudoración en exceso.