Especialidades médicas: Conozca más sobre la obstetricia

La obstetricia es la rama de la medicina que estudia la reproducción en la mujer. Investiga la gestación, el parto y el postparto en sus aspectos fisiológicos y patológicos. La obstetricia utiliza un conjunto de técnicas y conocimientos en el cuidado de gestantes, recién nacidos y sus familiares. El objetivo es garantizar la normalidad en el nacimiento de los niños y la calidad de vida de la mujer.

Las obstetricia también atiende a las gestantes y luego a las madres y los recién nacidos durante el período neonatal – los primeros 28 días de vida.  obs

El obstetra es el médico que cuida en todos los sentidos de la gestación y reproducción humana. Evalúa, examina y diagnostica tanto a la madre, como al feto. Este médico es responsable también de realizar los partos, participando y acompañando el momento del nacimiento de los bebés.

Formación profesional 

La ginecología y obstetricia son dos de las carreras más buscadas por los médicos recién graduados. Para convertirse en un obstetra es necesario cursar los seis años de medicina y luego hacer residencia de tres años en el área.

Un diferencial del área es la conexión con la psicología, ya que ese médico va a ayudar muy emocionalmente a la futura mamá.

Cotidiano de un obstetra 

El cotidiano del obstetra está marcado por consultas, orientaciones, partos y acompañamientos. Pueden actuar tanto en el sector público, como en el sector privado. Los lugares más comunes de trabajo son los hospitales, las clínicas y, incluso, en domicilios, una vez que el parto planificado en casa esta cada vez ganando más espacio.

Un buen obstetra debe tener mucho cuidado, celo, paciencia y amor al prójimo. El momento de la gestación y el nacimiento de un bebé es muy importante para una familia y las orientaciones deben darse con delicadeza y responsabilidad.

Características del médico obstetra

El obstetra puede ser elegido incluso antes de que la mujer se queda embarazada, para que pueda preparar el cuerpo antes de la gestación y así aumentar las posibilidades de la concepción y proteger al bebé de una serie de enfermedades.

Sin embargo, durante el embarazo los cuidados doblan y exigen más atención del médico obstetra, como buena alimentación, práctica de ejercicio físico sin esfuerzo y la realización de las actividades normales de la mujer, porque el embarazo no es enfermedad, claro que tiene los casos aparte que exigen un poco más de cuidados, pero en general es sólo una nueva fase en la vida de la futura madre.

La obstetricia es una importante área de la medicina, porque cuida de uno de los acontecimientos más lindos del universo, la generación de una vida, después del parto y estabilización de la madre, el bebé pasa a quedarse bajo los cuidados de los pediatras y la madre vuelve a los cuidados del pediatra, ginecólogo de su confianza.

Es importante que el médico o médico que desea especializarse en obstetricia, tenga en mente que la paciencia, amabilidad y respeto son las características fundamentales de estos profesionales que tratan con un momento tan delicado en la vida de la mujer y también para el que vendrá al mundo.

La importancia de la obstetricia

El período de gestación es un momento en que las madres necesitan apoyo de todos, especialmente de un profesional de la salud. Ese especialista debe para estar al lado de la madre con el fin de transmitir seguridad y proporcionar todos los conocimientos, para que ella pueda vivir la experiencia de la maternidad  de la forma más saludable posible. La obstetricia es el ramo que tiene esa función.

 El obstetra es dueño de un papel clave en el seguimiento del embarazo. El profesional es quien va a evaluar cuáles son las precauciones que se deben tomar con el paciente y su bebé antes de nacer, durante y después del parto.

La obstetricia va mucho más allá de casos individuales. En países en que la importancia del obstetra todavía no es muy extendida y los recursos en esa área son escasos, por ejemplo, el número de complicaciones en el parto, la mortalidad materna y los problemas con el feto son comunes y un caso preocupante de salud pública (sobre todo en las zonas pobres).

Pero en estricto rigor, obstetricia es el nombre dado al conjunto de técnicas y conocimientos empleados en el cuidado de gestantes, recién nacidos y sus familiares. El objetivo es garantizar la normalidad en el nacimiento del bebé y la calidad de vida de la mujer en ese periodo.
La actuación del obstetra comienza bien antes del parto, debiendo toda mujer buscar un profesional lo antes posible de embarazarse, para que se pueda realizar exámenes y diagnósticos, para identificar y sanar probables riesgos al embarazo y a la gestante.

Este médico da consejos pre-gestacionales y acompaña la salud del feto, lo que permite identificar alguna anormalidad precoz y posibilita intervenciones terapéuticas aún en el útero.

Los obstetras también atienden a las gestantes y luego a las madres y los recién nacidos durante el período neonatal, es decir, los primeros 28 días de vida.

Son las consultas y exámenes realizados regularmente por los profesionales de la obstetricia que proporciona a la embarazada una previsión de cómo ocurrirá el nacimiento, los riesgos del embarazo y el desarrollo fetal.

Consultas con el obstetra

Las consultas con el obstetra, en general, deben ser hechas en clínicas especializadas, periódicamente y siempre que recomendadas, después de las cada las 35 semanas; por ejemplo, pueden ser semanales hasta el parto. Sin embargo, cada caso debe ser evaluado por el doctor responsable.

En el momento de dar a luz, el obstetra también estará al lado de la embarazada con el fin de completar todos los procedimientos necesarios para el nacimiento seguro del bebé  y preservación de la salud de la madre.

Por eso el recomendable es que las mujeres embarazadas comiencen y terminen el tratamiento con el mismo profesional, además ya conocer la historia clínica de la paciente y su situación de salud durante la gestación, es posible crear una relación de confianza más sólida, lo que ayudar mucho especialmente en la hora del nacimiento.