Todo lo que debes saber antes de hacerte una endoscopía

La endoscopía es una de las principales formas de exploración dentro del cuerpo humano. Corresponde a una técnica de diagnóstico utilizada en la medicina en la que una cámara de tamaño miniatura se encuentra montada en un tubo, el que luego es introducido a través de un orificio natural, una lesión o bien una incisión quirúrgica. Con ello, el equipo médico puede analizar visualmente una parte específica del cuerpo o un órgano en particular, sin la necesidad de operar al paciente.

13La base de toda endoscopía es el endoscopio, el instrumento que se utiliza para el análisis, que consiste en un tubo que puede ser rígido o semiflexible. Dentro de él se encuentra una luz (para iluminar la escena) y una óptica (encargada de la captura de imágenes), que permiten la visualización al interior del paciente.

Al mismo tiempo, el endoscopio permite la introducción de pequeños instrumentos, y puede utilizarse para la observación en detalle, la toma de muestras de tejidos internos , el tratamiento de algunas enfermedades, extirpar tumores, detener una hemorragia o extraer cuerpos extraños (por ejemplo, en el caso que exista un objeto atorado en el esófago).

Tipos de endoscopía
Como se menciona anteriormente, el endoscopio puede introducirse por algún orificio natural o bien en una incisión. Según sea el uso que se le dé o el tipo de examen para el que se utilice, la endoscopía puede tener diversos nombres:

- Anoscopía, en el caso que se introduzca por el ano para ver la parte más baja del colon.

- Colonoscopía, destinada a revisar el interior del colon y el recto.

- Enteroscopia, cuando se visualiza el intestino delgado.

- CPRE, siglas de colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, que se realiza para analizar las vías biliares, los pequeños conductos por donde drenan la vesícula biliar, el hígado y el páncreas.

¿Para qué sirve una endoscopía?

Cuando tenemos algunos síntomas de problemas digestivos, como hinchazón, ardor, ardor o mala digestión, nuestro médico puede pedir a un examen especifico que se llama endoscopía digestiva.

En este examen se inserta un tubo a través de la boca del paciente sedado, que va a evaluar las condiciones del esófago, el estómago y el duodeno. endo

El aparato utilizado para realizar la endoscopía es el endoscopio, un largo tubo hecho de plástico resistente y flexible, que posee un chip con cámara en la punta. Las imágenes captadas a través del endoscopio ofrecen al médico que realiza el examen imágenes reales de la parte más alta del tubo digestivo del paciente.

Como las imágenes aparecen en un monitor, pueden ser grabadas e impresas para ser encaminadas a otros profesionales de la salud que acompañan a la persona que está siendo examinada.Esto es esencial si se detecta algún problema durante el examen.

La endoscopia puede revelar problemas como:

  • Gastritis
  • Tumores en el aparato digestivo
  • Úlceras
  • Sangrado
  • Contaminación por la bacteria H. pylori, que puede causar gastritis y úlceras
  • Enfermedad celíaca
  • Problemas en el esófago, como inflamaciones (esofagitis)
  • Reflujo
  • Estreñimiento del esófago

Para la realización del examen, generalmente se administra un anestésico y sedante en la vena del paciente, además de un analgésico para la garganta.

Así, gracias a la acción de estos anestésicos, el paciente no recuerda nada durante el examen. Para que no cierre la boca durante el paso del endoscopio, se utiliza un pequeño soporte que la mantiene abierta durante todo el procedimiento.

Cómo se realiza un procedimiento de endoscopía digestiva alta

El procedimiento de endoscopía digestiva alta, también conocido como gastroscopía, es un tipo de examen que por lo general suele ser realizado por un médico que se especialice en el aparato digestivo. Durante su realización, el profesional es asistido por el personal de enfermería.

53En la fase inicial de la endoscopía, el personal le solicitará al paciente que se desvista desde la cintura hacia arriba y se coloque la bata de hospital suministrada para ese propósito. Luego se le realizará la introducción de una vía intravenosa en el brazo, a través de la cual se le administrará un medicamento formulado para la relajación y la inducción de un estado somnoliento.

Una vez el paciente se encuentra instalado en la mesa quirúrgica y sedado, se le colocará un aparato en la boca diseñado para el cierre involuntario de la boca y que por la acción de los dientes se dañe el endoscopio. Generalmente se aplica un spray anestésico en la boca y la garganta para ayudar a disminuir las molestias que causa este procedimiento. Luego se procederá a tumbar al paciente del lado izquierdo y ya en esa posición el médico dará inicio a la introducción del endoscopio, el que es lubricado previamente.

Desarrollo del procedimiento
En el inicio de la endoscopía, se le solicitará al paciente que trague para facilitar el paso del instrumento por la faringe y luego el duodeno. Hay que señalar que no se debe intentar tragar durante el procedimiento a menos que el médico lo indique; mientras, el exceso de saliva acumulada será aspirado por un asistente con un pequeño tubo.

Una vez dentro, el médico posee todo el instrumental necesario que puede ser introducido por los canales del endoscopio y así realizar aspiraciones, tomar biopsias, eliminar pólipos, eliminar cuerpos extraños, etc.

Una vez finalizada la endoscopía, el paciente es trasladado a una sala de observación durante un par de horas hasta que se recupere de la anestesia. Finalmente es dado de alta.

Todo lo que necesitas saber sobre la endoscopía

La endoscopia es un método clínico utilizado para evaluar la causa de determinados síntomas, como por ejemplo el dolor abdominal, náuseas, vómitos, regurgitación y dificultad para tragar. Además, por medio de ese examen es posible detectar gastritis, úlceras y hasta zonas con algún tipo de hemorragia interna.

La endoscopia es realizada por medio de un tubo, llamado de endoscopio, que a través de la boca permite la observación del esófago, el estómago y el duodeno, la primera parte del intestino.

Por otra parte, también es posible a la endoscopia con biopsia, durante la cual se retira y se envió para análisis de laboratorio un pequeño trozo del órgano a ser evaluado, ayudar a diagnosticar problemas tales como gastritis y el cáncer. Ver los síntomas de cáncer de estómago.

Preparación del paciente para la endoscopia

La preparación para este tipo de examen incluye hacer un ayuno de al menos 8 horas y no usar antiácidos como la ranitidina y omeprazol, porque son medicamentos que alteran el estómago e pueden interferir en el diagnóstico.

Beber agua hasta 4 horas antes de la prueba está permitido, y después solo pequeños sorbos.  Eso ocurre porque es necesario evitar que el estómago este lleno.

Como ocurre el examen

Durante el examen, el paciente tiene la garganta anestesiada, para disminuir la sensibilidad de la región y facilitar el paso del endoscopio. Debido al uso del examen anestésico, el procedimiento puede ser considerado tranquilo,  incluso, en algunos casos también se puede utilizar sedantes para hacer que el paciente se relaje y pueda dormir.

Un pequeño objeto de plástico es inserido en la boca del paciente para que se mantenga abierta durante todo el procedimiento y para facilitar el paso del endoscopio. Eso mejora la visualización y el doctor libera el aire a través del dispositivo.

Las imágenes obtenidas durante el examen pueden ser grabadas, y durante el mismo procedimiento, si necesario el especialista puede extirpar los pólipos, reunir material para biopsia y hasta realizar la aplicación de medicamentos a nivel local.

Tiempo de duración

El examen por lo general tiene una duración de 5 a 30 minutos, pero el paciente debe permanecer en la clínica para la observación durante 30 a 60 minutos, cuando pasen los efectos de los anestésicos. Con ese procedimiento rápido y simples, muchas pueden ser las posibilidades de diagnósticos e inicio inmediato de tratamientos.