¿Cómo detectar el cáncer de colon?

El cáncer de colon, también conocido como cáncer colorrectal, tiene su origen en el colon o el recto del paciente. Es frecuente que por sus características, al comenzar en el intestino grueso o en la parte final del recto, el cáncer de recto y el cáncer de colon sean agrupados bajo un mismo tipo de cuadro.

14Existen también otros tipos de afecciones cancerígenas que afectan al colon. Entre ellas se encuentra el linfoma, los tumores carcinoides, el melanoma y los sarcomas; sin embargo, todas ellas son poco comunes.

Reconociendo el avance de la enfermedad
Los médicos explican que es posible que el cáncer de colon no cause síntomas visibles en su primera fase. Sin embargo, cuando sí se presentan síntomas, estos incluyen: cambios en los hábitos de evacuación (presencia de diarrea, estreñimiento o reducción del diámetro de la heces), deseos de defecar aún después de haber evacuado recientemente, sangrado del recto, presencia de sangre en las heces, cólicos o dolor abdominal, debilidad, cansancio y pérdida  inexplicable de peso.

La presencia de sangre en la evacuación es quizás el síntoma más visible; sin embargo los especialistas en gastroenterología explican que ésta siempre es brillante y roja, o bien se integra a las heces haciéndolas ver más oscuras de lo que son de costumbre. Sin embargo, en la mayoría de los pacientes de cáncer de colon sus heces no presentan un cambio de color significativo que pueda ser una señal de alerta clara de la presencia de la enfermedad.

Por otro lado, muchos de estos síntomas también son compartidos por otras afecciones del tracto digestivo, como infecciones, hemorroides o el síndrome de intestino irritable.

Para confirmar la enfermedad, el médico tratante puede realizar estudios de sangre, pruebas de función hepática, examen de sangre oculta en heces o bien una colonoscopía completa, el mejor estudio para la detección del cáncer.

Todo lo que debes saber antes de hacerte una endoscopía

La endoscopía es una de las principales formas de exploración dentro del cuerpo humano. Corresponde a una técnica de diagnóstico utilizada en la medicina en la que una cámara de tamaño miniatura se encuentra montada en un tubo, el que luego es introducido a través de un orificio natural, una lesión o bien una incisión quirúrgica. Con ello, el equipo médico puede analizar visualmente una parte específica del cuerpo o un órgano en particular, sin la necesidad de operar al paciente.

13La base de toda endoscopía es el endoscopio, el instrumento que se utiliza para el análisis, que consiste en un tubo que puede ser rígido o semiflexible. Dentro de él se encuentra una luz (para iluminar la escena) y una óptica (encargada de la captura de imágenes), que permiten la visualización al interior del paciente.

Al mismo tiempo, el endoscopio permite la introducción de pequeños instrumentos, y puede utilizarse para la observación en detalle, la toma de muestras de tejidos internos , el tratamiento de algunas enfermedades, extirpar tumores, detener una hemorragia o extraer cuerpos extraños (por ejemplo, en el caso que exista un objeto atorado en el esófago).

Tipos de endoscopía
Como se menciona anteriormente, el endoscopio puede introducirse por algún orificio natural o bien en una incisión. Según sea el uso que se le dé o el tipo de examen para el que se utilice, la endoscopía puede tener diversos nombres:

- Anoscopía, en el caso que se introduzca por el ano para ver la parte más baja del colon.

- Colonoscopía, destinada a revisar el interior del colon y el recto.

- Enteroscopia, cuando se visualiza el intestino delgado.

- CPRE, siglas de colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, que se realiza para analizar las vías biliares, los pequeños conductos por donde drenan la vesícula biliar, el hígado y el páncreas.

¿Para qué sirve un otorrinolaringólogo?

Es sabido que la medicina está conformada por distintas áreas del saber, las que a su vez se dividen y subdividen en especialidades de acuerdo a la necesidad de tratar una parte específica del cuerpo.

12La otorrinolaringología es un campo de especialización sobre los conocimientos médicos referentes a las patologías de cabeza, cuello, garganta, nariz y oídos. El médico sobre el que recae todo este saber es el otorrino.  Él es el encargado de realizar los diagnósticos y aplicar los tratamientos indicados para el conjunto de especialidades que se desarrollan en estos sitios del cuerpo.

Como mencionamos anteriormente, existen subdivisiones en las especializaciones, y en el caso de la otorrinolaringología está la laringología, que se dedica a tratar los problemas de voz; la otoeneurología, relativa la estudio de problemas de vértigo, mareos y pérdida de audición; la rinología, la audiología y la cirugía plástica facial.

No sólo consultas médicas
El campo de acción del otorrino no sólo llega a los tratamientos de enfermedades, sino que el profesional formado en esta área también tiene las capacidades para realizar intervenciones quirúrgicas, como es el caso de las cirugías oncológicas o las cirugías traumatológicas de la cara, junto con las intervenciones plásticas enfocadas en la estética. Algunas de las intervenciones que más frecuentemente realizan los otorrinos son las amigdalectomía, la adenoidectomía  (extirpación de las vegetaciones anedoideas) y otros tipos de cirugías que se encaminen en ayudar a los pacientes a mejorar el paso del aire de forma más fluida por los conductos de la nariz.

Se ha establecido que más del 50 por ciento de las visitas al doctor que las personas realizan tienen relación con problemas a la garganta, la nariz o los oídos, todos problemas que tienen relación con la especialidad de otorrinolaringología. Por eso es importante reconocer los diferentes tipos de enfermedades que este profesional puede diagnosticar y las diversas opciones de tratamiento que existen.

Las posibilidades de prevención del cáncer de colon

Los especialistas aseguran que una tercera parte de los distintos tipos de cáncer son prevenibles, mientras que el resto se puede curar siempre y cuando exista un diagnóstico y tratamiento tempranos. Además, cuando el estado de la enfermedad ya está avanzada, los pacientes siempre podrán recibir los necesarios cuidados paliativos.

54Las cifras de impacto del cáncer indican cómo el 60 por ciento de los casos se concentran en Asia, África, América Latina y el Caribe, justamente las zonas geográficas que mayor población en vías de desarrollo mantiene. De ahí la importancia de un enfoque de detección y prevención que los médicos siempre han promovido, sobre todo pensando que el 70 por ciento de las muertes ocurridas por este mal ocurren porque su diagnóstico llega muy tarde.

Prevención y diagnóstico temprano como el principal desafío
En esta prevención es muy destacable la alerta que los especialistas en gastroenterología realizan sobre el cáncer de colon, un tipo de enfermedad que podría ser prevenida si es que se sigue un determinado tipo de dieta. Esto la une directamente con otros tipos de cáncer en que factores relacionados al estilo de vida (como el tabaquismo, el abuso de alcohol y la falta de actividad física) son determinantes en su aparición.

La gastroenterología también ha determinado que la genética tiene un gran peso también en el desarrollo de cáncer de colon. Por ejemplo, enfermedades como el síndrome de Lynch o el cáncer  colorrectal hereditario no asociado a polipolisis hace necesario un análisis completo del árbol familiar para realizar un diagnóstico preventivo.

En los diferentes análisis, los gastroenterólogos agregan que la colonoscopía o el test de sangre oculta en fecas son muy orientadores para lograr detectar el desarrollo de la enfermedad a tiempo.

El cuidado de nuestra dieta es una de las formas de prevención del cáncer de colon, comiendo ingredientes ricos en fibras vegetales, evitando el consumo excesivo de condimentos secos y beber abundante líquido todos los días.

Cómo se realiza un procedimiento de endoscopía digestiva alta

El procedimiento de endoscopía digestiva alta, también conocido como gastroscopía, es un tipo de examen que por lo general suele ser realizado por un médico que se especialice en el aparato digestivo. Durante su realización, el profesional es asistido por el personal de enfermería.

53En la fase inicial de la endoscopía, el personal le solicitará al paciente que se desvista desde la cintura hacia arriba y se coloque la bata de hospital suministrada para ese propósito. Luego se le realizará la introducción de una vía intravenosa en el brazo, a través de la cual se le administrará un medicamento formulado para la relajación y la inducción de un estado somnoliento.

Una vez el paciente se encuentra instalado en la mesa quirúrgica y sedado, se le colocará un aparato en la boca diseñado para el cierre involuntario de la boca y que por la acción de los dientes se dañe el endoscopio. Generalmente se aplica un spray anestésico en la boca y la garganta para ayudar a disminuir las molestias que causa este procedimiento. Luego se procederá a tumbar al paciente del lado izquierdo y ya en esa posición el médico dará inicio a la introducción del endoscopio, el que es lubricado previamente.

Desarrollo del procedimiento
En el inicio de la endoscopía, se le solicitará al paciente que trague para facilitar el paso del instrumento por la faringe y luego el duodeno. Hay que señalar que no se debe intentar tragar durante el procedimiento a menos que el médico lo indique; mientras, el exceso de saliva acumulada será aspirado por un asistente con un pequeño tubo.

Una vez dentro, el médico posee todo el instrumental necesario que puede ser introducido por los canales del endoscopio y así realizar aspiraciones, tomar biopsias, eliminar pólipos, eliminar cuerpos extraños, etc.

Una vez finalizada la endoscopía, el paciente es trasladado a una sala de observación durante un par de horas hasta que se recupere de la anestesia. Finalmente es dado de alta.

Conocer el Parkinson es importante

Una de las enfermedades degenerativas de nuestro sistema psico-motor es el Parkinson. Ésta llega a ser crónica y degenerativa, y lamentablemente no hay cura conocida para este mal. Los esfuerzos médicos en el área de la neurología apuntan a desarrollar métodos y terapias que permitan al paciente a lidiar con esta enfermedad.

27Al Parkinson se le conoce como un trastorno en el movimiento del cuerpo, que da inicio cuando el cerebro no es capaz de producir suficientes cantidades de dopamina; una sustancia muy importante porque interviene en un gran número de funciones.

Muchos de los casos de aparición de este mal se producen por factores genéticos. A pesar de esto, la mayoría de los casos no se da al interior de un grupo de individuos que conforman una familia. Aún aunque los avances de la ciencia han sido muchos, hasta el día de hoy la medicina aún no ha logrado identificar alguna cura, lo que ha convertido a la enfermedad en uno de los grandes retos del campo que aún quedan por descubrir.

Una enfermedad degenerativa que debemos conocer
El Parkinson se define como un trastorno progresivo del sistema nervioso en que se ven comprometidas las neuronas del cerebro que están encargadas del control de los movimientos musculares. En ese sentido, las habilidades del organismo para realizar movimientos se ven afectadas, algo que a la larga también compromete otras áreas del sistema psico-motor como la capacidad de caminar, el equilibrio y la calidad del sueño.

Esta patología se puede dar tanto entre hombres como mujeres, sin distinción, y los casos se presentan en casi la totalidad de los casos cuando los pacientes entran a una edad avanzada.

Entre los síntomas reconocibles están el temblor en las manos, el temblor en las piernas, temblor en las cara, pérdida del equilibrio, limitaciones en el movimiento, alteraciones en el sueño, rigidez de las articulaciones, dificultades para coordinar movimientos, disfunción sexual, presión arterial baja y depresión, entre otras.

Cómo el virus zika afecta los testículos y la producción de testosterona

Los efectos del virus zika podrían seguir en nuestro organismo, incluso después de abandonar el torrente sanguíneo, ya que también continúa replicándose en las células de los testículos y afectando otros órganos.

60Este descubrimiento fue anunciado en la revista especializada Science Advance, en cuya última edición se publica una investigación de científicos de la Universidad de Yale, que afirma cómo el virus es capaz de producir inflamación y disminución de los niveles de testosterona.

Los investigadores enfatizan que la presencia del virus zika ha sido capaz de ser detectada en el semen por periodos prolongados después de la infección en el ser humano. De allí se desprendió la hipótesis puede replicarse en los testículos y lo probaron por medio de un modelo en el que se utilizaron ratones

Durante la investigación se utilizó una cepa no mortal del virus, para poder analizar el comportamiento de la enfermedad en el largo plazo. De esta forma, pudieron observar cómo el virus desaparecía de la sangre luego de transcurridos veintiún días de la enfermedad, aunque aún la cepa era visible en los testículos de los animales.

Fisiológicamente, los investigadores también registraron cómo el tamaño de los órganos se había encogido significativamente, lo que es un indicador de que las células habían muerto luego de la infección.

Un virus que ha logrado esparcir el miedo en el mundo
Al igual que otras infecciones como el dengue y el chikunguña, el virus del zika es transmitido por el mosquito aedes aegypti, y tras la picadas la persona suele presentar fiebre leve, sarpullido, conjuntivitis y dolores musculares.

Este virus se hizo mundialmente famoso tras la última epidemia que azotó a Brasil, donde hubo miles de casos de mujeres infectadas durante el embarazo, cuyos bebés sufrieron de hidrocefalia como consecuencia del contagio.

Los datos revelados por el estudio de Yale son de gran importancia, pues presentan evidencia de que el contagio también podría darse por transmisión sexual desde el hombre hacia la mujer.

Conoce más acerca de la imagenología

Los procedimientos en imagenlogía empezaron con la radiografía, después del descubrimiento de los rayos-X  en 1895 por  Wilhelm Röntgen, un profesor de física alemán. En esta época, los rayos-X tuvieron su utilización de forma muy precoces, antes siquiera de descubrir los riesgos de las radiaciones.

 Otras técnicas sólo fueron posibles en los años que siguieron. La medicina nuclear comenzó en los años 50, el ultrasonido en los años 60 y la tomografía computarizada en los años 70, descubierta que resultó en el Premio Nobel  para los científicos Hounsfield y Cormack. La resonancia magnética, por su vez, empezó en 1971, siendo más tarde mejorada por varios científicos.

Los profesionales de la imagenologia

Los especialistas en imagenología son capacitados para auxiliar el en diagnóstico médico. Ellos están capacitados para comprender, analizar y especialmente reconocer posibles  alteraciones en las imágenes radiológicas de los pacientes. Mas que otras especialidades clínicas, la imagenología exige un nivel de conocimiento en anatomía, física y matemática.

Especialistas en imágenes biomédicas están capacitados para ayudar a diagnóstico médico. Estos profesionales son capaces de comprender, analizar e identificar posibles cambios en las imágenes radiológicas. Como otras especialidades clínicas, la imagenología requiere un nivel mínimo de conocimientos de anatomía, la física y las matemáticas.

La gran mayoría de los cursos de especialización ofrecen a los profesiones el conocimiento teórico y practico en diversos tipos de subespecialidades del área, como la resonancia magnética, mamografía, medicina nuclear y radiología en general.

Práctica de la profesión

El mayor número de profesionales trabaja en hospitales, laboratorios y clínicas especializadas que realizan los exámenes de imagen. Los conocimientos en física, anatomía y patologías hace con que ellos sean capaces de diagnosticas lesiones y enfermedades que no pueden ser descubiertas con otros tipos de exámenes.

Por lo tanto, la imagenología es parte de una variedad de técnicas guiadas por diagnósticos en imágenes, incluyendo la radiología nuclear, tomografía, resonancia magnética y otras formas de procedimientos intervencionistas.

Gastroenterología: la responsable por el aparato digestivo

La gastroenterología es la especialidad médica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento clínico de las enfermedades de nuestro aparato digestivo. La palabra proviene de la unión de los términos griegos Gastro (estómago) y enterohemorrágica (intestino grueso).

El especialista en gastroenterología tiene como responsabilidad no solo el diagnostico, sino que también el tratamiento, si el paciente así lo desea. El profesional debe ser consultado cada vez que la persona tenga problemas o quejas relacionadas y asociadas con el proceso digestivo o las estructuras que forman parte de este sistema.

Los pacientes, generalmente, buscan clínicas especializadas en este ramo, cuando sufren con problemas en el sistema de esófago, estómago, intestino, hígado, páncreas, vesícula biliar y pueden necesitar una consulta gastrointestinal.

Primeras consultas

Antes de la primera consulta con un gastrointestinal, el paciente debe anotar cualquier pregunta o preocupaciones para hablar con el médico. También debe estar preparado para dar al doctor una visión general de su historial médico y reportar cualquier síntoma nuevo.

Después de la toma de enfermera toma de peso, altura, presión arterial, temperatura y otros signos vitales de los pacientes, el médico le hará preguntas acerca de su salud, sus síntomas y su historia médica. Eso ayudara mucho en la hora de discutir posibles diagnósticos, planes de pruebas y el tratamiento.

Otras pruebas y procedimientos

Después de la primera consulta, el doctor puede marcar otros procedimientos para obtener un diagnóstico sólido, solicitando más exámenes. Algunas de las pruebas más comunes son las radiografías gastrointestinales, realización de ultrasonido, la evaluación endoscópica y la colonoscopia.

Acompañamiento

Después de realizar las pruebas y procedimientos necesarios, el diagnostico será el responsable por presentar cuales son los próximos pasos a seguir. Lo que puede ser desde tratamientos más  simples, hasta una variedad de procedimientos quirúrgicos para ayudar a aliviar los síntomas y problemas del tracto digestivo, órganos y sistemas relacionados.