La comida chatarra también puede volver adictos a niños y adolescentes

¿Puede la comida tener el mismo poder adictivo que otras drogas y estimulantes? Hasta ahora los nutricionistas han alertado sobre compuestos como el azúcar y las grasas, que por sus compuestos pueden generar reacciones de placer en el organismo, causando una dependencia y la necesidad de consumirlos en abundancia.

39Esta misma perspectiva de peligro latente frente a una alimentación descuidada es un tema que toca de cerca a niños y adolescentes, el grupo etario de nuestra población sobre la que existe mayor preocupación por sus altos índices de existencia

Los especialistas nutricionales se han encargado de desarrollar un test especial a través del cual se puede establecer el nivel de dependencia que la persona mantiene con la comida. Éste es el cuestionario YFAS (Yale Food Adiction Scale), que integra una serie de enunciados que describen los síntomas y sensaciones en que la persona siente descontrol y malestares atribuibles a la ingesta desproporcionada de comida.

En el caso de los adultos, el cuestionario YFAS está compuesto por veinticinco preguntas, y en el caso de niños y adolescentes, el contenido se mantiene aunque con modificaciones en el lenguaje que para hacerlo más cercano y entendible.

Pocas herramientas
A pesar de la evidencia del impacto de la comida en nuestro organismo, la medicina y los médicos a cargo de los tratamientos sobre cómo bajar de peso no cuentan con más herramientas que este cuestionario para apoyar los tratamientos. Aún no existen suficientes investigaciones científicas en la materia, a excepción de dos estudios publicados hace un tiempo.

El primero fue publicado el año 2015 por un grupo de siquiatras alemanes, quienes establecieron que los resultados del cuestionario YFAS arroja que un 38 por ciento de los niños mantiene adicción a la comida.

El segundo corresponde a una investigación realizada en Turquía en 2014, que arrojó que el 71 por ciento de los niños con obesidad mantienen una adicción a la comida.

Lo anterior da cuenta del nivel de existencia de estos comportamientos desde una edad muy temprana.

Sobre las ventajas y desventajas de la comida chatarra

El tema de la comida chatarra es un tema polémico, a todos les gusta a pesar de saber que tiene muchos componentes nocivos para la salud. Y es que se trata de mucha sal, mucha fritura y algo de salsas y lechuga.
Como ya es tradición partiremos hablando de los puntos negativos de la comida chatarra. Entre estos encontramos: alto colesterol, sube la presión arterial por las nubes debido a ser alimentos altos en sodio. Produce obesidad en niños y adolescentes, en adultos la complicación tiene que ver con la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.
Ahora bien, para hablar de las ventajas hay que estar expuesto a una tonelada de críticas, pero para ser sinceros debemos hablar del buen sabor que hace que las comidas chatarras sean tan adictivas. Se come de manera exprés y acostumbran ser económicas para el bolsillo.
En definitiva hay que crear conciencia, y mantener que hay comidas muy saludables que pueden ser alternativa de la comida chatarra al mismo precio.