¿Cómo detectar el cáncer de colon?

El cáncer de colon, también conocido como cáncer colorrectal, tiene su origen en el colon o el recto del paciente. Es frecuente que por sus características, al comenzar en el intestino grueso o en la parte final del recto, el cáncer de recto y el cáncer de colon sean agrupados bajo un mismo tipo de cuadro.

14Existen también otros tipos de afecciones cancerígenas que afectan al colon. Entre ellas se encuentra el linfoma, los tumores carcinoides, el melanoma y los sarcomas; sin embargo, todas ellas son poco comunes.

Reconociendo el avance de la enfermedad
Los médicos explican que es posible que el cáncer de colon no cause síntomas visibles en su primera fase. Sin embargo, cuando sí se presentan síntomas, estos incluyen: cambios en los hábitos de evacuación (presencia de diarrea, estreñimiento o reducción del diámetro de la heces), deseos de defecar aún después de haber evacuado recientemente, sangrado del recto, presencia de sangre en las heces, cólicos o dolor abdominal, debilidad, cansancio y pérdida  inexplicable de peso.

La presencia de sangre en la evacuación es quizás el síntoma más visible; sin embargo los especialistas en gastroenterología explican que ésta siempre es brillante y roja, o bien se integra a las heces haciéndolas ver más oscuras de lo que son de costumbre. Sin embargo, en la mayoría de los pacientes de cáncer de colon sus heces no presentan un cambio de color significativo que pueda ser una señal de alerta clara de la presencia de la enfermedad.

Por otro lado, muchos de estos síntomas también son compartidos por otras afecciones del tracto digestivo, como infecciones, hemorroides o el síndrome de intestino irritable.

Para confirmar la enfermedad, el médico tratante puede realizar estudios de sangre, pruebas de función hepática, examen de sangre oculta en heces o bien una colonoscopía completa, el mejor estudio para la detección del cáncer.

¿Qué es la radioterapia?

La radioterapia es una modalidad de tratamiento que utiliza radiación ionizante de alta energía, producida por un acelerador lineal o por medio de isótopos radiactivos, para el tratamiento de lesiones benignas (por ejemplo: queloides y malformaciones arterio-venosas), malignas (tumores en el sistema nervioso central), cabeza y cuello, hematológicos, linfáticos, mama, pulmón, recto y canal anal, próstata, vejiga, ginecológicos, páncreas, esófago, estómago, hígado y vías biliares, tiroides, piel, bazo, testículos, pene, entre otros.  quimioterapia

El uso de radiación ionizante impide la división celular a través de la alteración del material genético, destruyendo la capacidad que las células tienen que multiplicarse. De esta forma, el tumor no se desarrolla a mediano plazo, ya que sus células pierden la capacidad de regeneración.

A lo largo del tratamiento, las células sanas que se ven afectadas, logran recuperarse más fácilmente de los daños causados ??en el material genético, porque los tratamientos disminuyen a lo largo de semanas.

La radioterapia puede usarse con fines curativos, pero en algunos casos, en los que la situación ya no es controlable, se utiliza con un propósito paliativo, es decir, permite mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Existen dos variantes de la radioterapia:

Radioterapia externa (la más utilizada) – el tumor recibe la radiación proveniente del exterior del cuerpo (acelerador)

Braquiterapia – es implantado directamente en el tumor o cerca de éste

Un tratamiento de radioterapia incluye varias sesiones, pudiendo durar una o siete semanas, dependo del aparato a usar y de la parte del cuerpo a irradiar. Cada sesión puede tener una duración de dos a cinco minutos, sin embargo, en algunos tratamientos más complejos puede tardar hasta veinticinco o treinta minutos.

La aplicación de radiación es completamente indolora. La radiación no puede ser vista o sentida mientras está siendo administrada. Además, al contrario de lo que algunos pacientes piensan, después de la radioterapia uno no se vuelve radiactivo. Sin embargo, entre los efectos secundarios provocados por la radioterapia, existe uno que se designa por radiodermitis y que es provocado por la elevada cantidad de radiación a la que el paciente es expuesto.

Otro mito hasta acerca la perdida de los cabellos. Muchos pacientes creen que van a perder el pelo, al igual que con la mayoría de los tratamientos de quimioterapia, sin embargo esto no es cierto. Lo que pasa es que los pelos de la zona irradiada acaban por caer.

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer pulmonar?

Estadísticas recientes aseguran que entre todos los diferentes tipos de cáncer que afectan a la humanidad en estos tiempos, el cáncer de pulmón es el que mata a más hombre y mujeres a nivel mundial. Solo en Estados Unidos es el causante de un tercio de las muertes relacionadas con el cáncer. Estos estudios también muestran los casos de hombres con cáncer han disminuido en los últimos años, pero que por el contrario, los casos de mujeres con esta enfermedad han aumentado. De hecho actualmente mueren más mujeres de cáncer pulmonar que por cáncer de mama, que era el número uno entre las mujeres hasta hace una década atrás.
Existen dos clases importantes de cáncer pulmonar, el de células pequeñas y el de células no pequeñas, los que se comportan de manera diferente por lo que se evalúan de manera diferente y también se administran tratamientos diferentes.
tratamiento_cancerCáncer pulmonar de células pequeñas
Este es el tipo de cáncer de pulmón más agresivo, entre los síntomas y signos que podrían indicar la presencia de este tipo de cáncer se encuentran: molestia y dolor en el pecho, dificultad para respirar, tos que no desaparece o empeora con el paso del tiempo, ronquera, escupos que pueden salir con sangre, pérdida del apetito, pérdida de peso sin razón aparente, silbidos al respirar, sensación de cansancio o debilidad e hinchazón en la cara o en las venas del cuello. Este tipo de cáncer suele detectarse en estadios avanzados de la enfermedad y los tratamientos suelen incluir quimioterapia y radioterapia.

 

Cáncer pulmonar de células no pequeñas
En este tipo de cáncer se forman células cancerosas en los tejidos del pulmón, específicamente en las células escamosas, células delgadas y planas similares a las escamas de un pescado. Los tratamientos más comunes son la cirugía y la lobectomía.

 

Cómo detectar el cáncer de pulmón

Uno de los principales problemas del cáncer de pulmón es que puede pasar muchos años desde que comienza hasta que se presentan los primeros síntomas, es uno de los más silenciosos cánceres y, por lo mismo, uno de los más mortales. Por lo mismo, un diagnóstico precoz, es clave, pero no siempre es posible.

El diagnóstico del cáncer pulmonar va a comenzar con un examen físico y luego, según las sospechas del médico, se pedirán diferentes pruebas, las que combinadas, podrán dar un diagnóstico confiable. El principal aliado a la hora de detectarlo es el campo de imagenología, ya que es mediante estas pruebas que se pueden detectar las primeras señales del cáncer pulmonar.

cancer_pulmonA continuación, un listado de exámenes que sirven para detectar este tipo de cáncer:

Tomografía computarizada

Más conocida como TAC, produce imágenes que permiten ver el tamaño y localización del tumor. Mediante la aplicación de rayos X desde diferentes ángulos, se crea una imagen tridimensional del cuerpo. Para mejores resultados se le inyecta al paciente una solución llamada “medio de contraste” que genera mejores imágenes. Este examen detecta el cáncer de pulmón en las primeras etapas.

Tomografía por emisión de positrones

También conocida como PET, suele combinarse con el TAC. El examen consiste en inyectar una solución azucarada radiactiva al paciente. Esta sustancia es absorbida por las células que más utilizan energía, debido a que las células del cáncer generalmente utilizan mayor energía que las normales, se sacan imágenes y se puede ver dónde se ubica el cáncer.

Resonancia magnética

Consiste en la utilización de imanes y ondas radiales que gracias a un computador puede tomar imágenes transversales del cuerpo muy detalladas. La resonancia magnética toma imágenes más precisas que el TAC, en relación a la propagación del cáncer pulmonar al cerebro o la médula espinal.

 

¿Se puede prevenir el cáncer?

prevenir_cancerSegún un estudio dirigido por la Asociación Cancer Research de Reino Unido, 4 de cada 10 cánceres pueden ser prevenidos mediante el cuidado personal y hábitos saludables, como una dieta equilibrada, ejercicio físico y una vida alejada del estrés.

En los tiempos actuales, estas medidas pueden parecer un lujo o un privilegio, pero lo cierto es que si no prestamos más atención a estos detalles tan importantes, podremos ser víctimas de la nueva epidemia que es el cáncer.

Muchos avances se han realizado en el campo de la Oncología y muchas vidas se han salvado gracias a las nuevas tecnologías y a la detección temprana, sin embargo, más y más pacientes llegan a las clínicas y hospitales del mundo para luchar contra el cáncer. También muchos otros se dedican a concientizar a la sociedad acerca de los factores de riesgo y dejar claro que sí hay formas de prevenirlo.

 Principales factores

En orden de importancia, estos son los factores que más influyen en la prevención del cáncer según el equipo de investigadores británicos:

-          No fumar y vivir en ambientes libres de humo de cigarrillo

-          Mantener un peso saludable

-          Comer frutas y vegetales (5 o más porciones al día)

-          Beber menos alcohol

-          Protegerse del sol con sombrillas y ropas largas, bloqueadores y evitar los solárium

-          Comer menos carnes rojas y procesadas

-          Mantener una dieta alta en fibra

-          Hacer actividad física constantemente

-          Comer alimentos libres de sal

Está claro que la medida que mayor impacto tiene en la lucha contra el cáncer es la de no fumar. Se ha sabido que el humo del cigarro hace que las células del cuerpo muten o cambien. El cáncer son células de nuestro cuerpo que están enfermas o contaminadas, este proceso se acelera con el humo del cigarro.

 

Consejos naturales que complementarán tu tratamiento contra el cáncer

cancerEl tratamiento contra el cáncer es un proceso delicado, cuyo adecuado cumplimiento puede devolverle la salud al paciente y literalmente salvar su vida. Para mayor beneficio, es posible complementar este procedimiento de oncología con una terapia natural que permita lograr un resultado más armónico. Revisa la siguiente lista en donde seguramente encontrarás valiosos consejos para quien atraviesa por esta enfermedad.

1. Aliméntate con probióticos. El yogurt natural es el perfecto aliado para este tipo de pacientes. Está demostrado que consumir este alimento, podría ayudar a combatir el crecimiento de células cancerosas, al mismo tiempo que regenera la flora intestinal luego de un tratamiento de quimioterapia. Incluirlo en la dieta con frutas naturales y sin azúcares añadidos es una excelente decisión.

2. Adiós a los transgénicos y comida chatarra. Los aceites y grasas que la comida chatarra contiene son nocivos para la salud en todo momento y peor aún cuando la persona está sometida a un tratamiento de oncología. Es por ello que deben desaparecer de la alacena frituras, helado, pollo frito, pizzas y cosas por el estilo. Por otra parte, los alimentos derivados de transgénicos suelen estar tratados con pesticidas que, de acuerdo con diversos estudios, sólo agravan el cáncer. Exige que todo aquello que compras para tu consumo diario cuente con la etiqueta o advertencia correspondiente, y opta por todo aquello que sea orgánico y cien por ciento natural.

3. Presta atención a las terapias alternativas. Entre las principales se encuentra la hidroterapia que, tal como su nombre lo indica, utiliza agua para equilibrar el cuerpo y mente. Se han reportado sus beneficios en pacientes con cáncer, ya que el contacto con este elemento natural estimula el sistema inmune. De igual forma el masaje terapéutico es recomendable para la relajación integral del organismo.

4. El té no puede faltar. Esta deliciosa bebida ayuda a prevenir y combatir el cáncer gracias a su acción antioxidante. Sus diversos componentes como polifenoles y catequinas inhiben la acción de los tumores y fortalecen el sistema inmunológico. Es por ello que debes disfrutar frecuentemente cualquiera de sus variedades, principalmente el té negro y verde.

Finalmente, es importante recordar que los anteriores consejos naturales deben ser sólo el complemento al tratamiento principal de oncología, pero nunca sustituirlo completamente. Recuperar la salud es el objetivo principal, así que es necesario tener a la mano esta información que ayudará a lograr esta meta tan preciada.

Tipos de cáncer y la importancia de la prevención

En Chile, la segunda causa de muerte entre tras las enfermedades cardiovasculares es el cáncer, llegando al 26% de los fallecidos según cifras oficiales. La complejidad de la situación ha motivado una serie de campañas a nivel global.

Son un grupo de enfermedades, con multiplicación descontrolada de células que invaden otros tejidos, interfiriendo en el normal funcionamiento de los órganos. Existen más de 200 tipos con diferentes síntomas y tratamientos.

Los más frecuentes son, en hombres, cáncer al pulmón, la próstata, colon y recto, estómago e hígado. En mujeres, ha habido un aumento en los casos de cáncer de mama y el cuello uterino.

En la actualidad hay mayores esfuerzos para brindar herramientas de prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidados, pero es fundamental que cada persona esté atenta a las advertencias que pueda dar su propio cuerpo y consultar a un especialista.

 

Cáncer de pulmón: Conozca sus causas y formas de tratamiento

cáncer_pulmónUna de las enfermedades más comunes de estos tiempos es el cáncer de pulmón, que se produce cuando existe un crecimiento exagerado de las células malignas en el área que es la encargada de la función respiratoria, es decir de suministrar oxígeno al cuerpo y expulsar dióxido de carbono.

Loa pulmones se ubican específicamente en el tórax, y al respirar el aire pasa a través de la nariz, baja por la tráquea y llega hasta los pulmones; posteriormente  fluye a través de conductos que son conocidos como bronquios. La mayoría de los cánceres pulmonares comienzan en las células que recubren estos conductos.

Existen dos tipos de cáncer en el área del pulmón:

-Cáncer pulmonar de células pequeñas, que es el que adquieren cerca del 20% de los pacientes.

-Cáncer pulmonar de células no pequeñas que es el más habitual.

Ahora bien, en el caso de que este cáncer esté compuesto por ambos tipos, se le llama cáncer mixto de células grandes  y pequeñas.

Si el cáncer comenzó en otro lugar del cuerpo y luego se diseminó a los pulmones, se le llama cáncer metastásico de pulmón.

¿Cuáles son las causas?

La principal razón por la que se produce el cáncer de pulmón es el tabaco y la elevada concentración de carcinógenos que se inhala cada vez que se fuma. Es por esto que dejar este hábito puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Estar expuesto a sustancias industriales carcinógenas o cualquier producto derivado del petróleo es un gran riesgo de adquirir la enfermedad. Es por ello que las personas que trabajan con agentes tóxicos son las que tienen mayor posibilidad de tener este tipo de cáncer, especialmente los mineros que deben inhalar minerales radiactivos, como el uranio, y la exposición a productos químicos como el arsénico, el cloruro de vinilo, los cromatos de níquel, los productos derivados del carbón y  el gas de mostaza.

Sus formas de tratamiento

Y ahora usted se estará preguntando ¿cómo puede atacarse este padecimiento?, pues bien a pesar de que el cáncer de pulmón es una enfermedad mortal, de igual manera existen algunas  técnicas médicas para salvar a los pacientes.

La forma de tratamiento dependerá de la etapa en la que se encuentre el cáncer, y la extensión del mismo, tomándose en cuenta el tipo y el tamaño del tumor.

- La quimioterapia se realiza para extirpar las células cancerosas presentes en todo el cuerpo. Es probable que este tratamiento dañe las células normales del cuerpo, causando una baja en las plaquetas, así como también en los glóbulos rojos y blancos.

-La cirugía tiene como objetivo principal la extirpación del tumor y los ganglios linfáticos cercanos en el tórax. En el caso de que el paciente tenga un cáncer de pulmón de células no pequeñas, en el momento que se realice la operación se debe sacar el lóbulo pulmonar completo.

Conozca todo sobre el cáncer linfático

cáncer_linfáticoEl cáncer es una enfermedad muy habitual que afecta a muchas partes del cuerpo, una de ellas es el linfático que corresponde a una proliferación maligna de linfocitos, las células defensivas del sistema inmunitario, y que ataca principalmente a los nódulos o dentro de los ganglios linfáticos, pero de igual manera en otras ocasiones puede afectar a otros tejidos del cuerpo como el hígado o el bazo.

El crecimiento de esta enfermedad de tipo oncológica reduce el funcionamiento del sistema inmunitario, además conforme va avanzando la enfermedad cuando llega a la médula ósea ocasiona cambios en las células de la sangre o anemia.

Principales síntomas

Las enfermedad puede detectarse porque los linfomas se muestran como ganglios linfáticos inflamados, los que se manifiestan con bultos no dolorosos en zonas sensibles como las axilas, la ingle o en el cuello, además de fiebre que supera los 38°, inexplicable pérdida de peso y abundante sudoración nocturna.

Clasificación

En el sistema linfático se pueden originar 2 tipos de cánceres, los que se clasifican en:

-Linfoma de Hodgkin, que consiste en un tumor maligno que se desarrolla en el sistema linfático, el que forma parte del sistema inmunológico entre los que se encuentran las amígdalas, los ganglios linfáticos y el bazo.

Esta enfermedad por lo general se presenta con mayor repetición dentro de una misma familia.

-Linfoma no Hodgkin que corresponde a  un grupo de linfomas malignos y se inicia en el tejido linfoide (linfocitos)  los que son responsables de la defensa del sistema inmunitario.

Si bien no existen causas que ocasionen la enfermedad, existen diversos factores que elevan el riesgo de padecerlo como por ejemplo la vejez (el riesgo en mujeres es desde los 70 años y en los hombres los 66), el tabaco (las personas que fuman en exceso tienen elevados riesgos de contraer la enfermedad), algunas sustancias químicas como los insecticidas o pesticidas pueden contribuir al desarrollo de este tipo de cáncer.

 

Cómo ayudar a un amigo con cáncer

amigo_cáncerEl cáncer es una enfermedad bastante fuerte,  sobre todo sus tratamientos y los efectos secundarios que tanto limitan la vida de los pacientes. Es por ello que si conoces a alguien que padece algún tipo de cáncer, es recomendable que lo ayudes y le brindes apoyo, porque la los problemas que genera la enfermedad, más el estrés físico y mental es demasiado, y duele aún más cuando se trata de un ser querido.

Consejos

Es por todo lo anterior que a continuación les daremos algunos consejos sobre cómo ayudar a un paciente que pasa por un duro proceso de quimioterapia.

1° Acompaña a la persona en su vida diaria, para  evitar que se sienta solo. Esto incluye sus tratamientos, en sus citas con el médico, y a cosas básicas como ir a comprar, regar o cocinar.

2° Aunque no te pida ayuda, de igual manera visítalo, porque por lo general estos tratamientos debilitan mucho el cuerpo y el estado de ánimo del paciente, causando cansancio extremo. Por lo que no debes asumir que no necesita de ti. Sólo anda y acompáñalo porque lo apreciará mucho.

3° Es muy habitual que los pacientes con cáncer sientan que no los entienden bien, por lo que una manera muy efectiva de ayudarlos es buscar a otras personas que estén pasando por el mismo problema para que puedan hablar y tenga fuentes extras de apoyo.

4° Ayúdale a alegrar la vida y a olvidarse un rato de sus problemas llevándole películas graciosas e inventando actividades atractivas e interesantes, esto le ayudará mucho a subir su estado de ánimo y a que vea la vida de otra manera.

5° Debes tener en cuenta que las personas que pasan por una quimioterapia, por lo general se deprimen mucho; es por ello que debes hablar con el doctor para saber cómo puedes ayudarlo en esta difícil situación.

Conozca los efectos secundarios de la quimioterapia

efectos_quimioterapiaLa quimioterapia es un remedio que fue creado para combatir el cáncer, y se puede utilizar para evitar que se disemine, para disminuirlo, para aliviar sus síntomas, o bien para curarlo.

De acuerdo al tipo de cáncer que padezca el paciente y a la etapa en que se encuentra, los fármacos de quimioterapia deben administrarse de distintas maneras, como por ejemplo con inyecciones subcutáneas, intramusculares, en una vena, arteria, en el líquido que rodea el cerebro, la médula espinal, o en píldoras tomadas por vía oral.

Al igual que la mayoría de los fármacos, la quimioterapia también tiene efectos secundarios, que corresponden a los efectos indeseados que se obtienen como resultado directo del contacto del cuerpo con la sustancia, y a pesar de ser molestos no dañan la salud.

Por lo general la quimioterapia daña las células que se están dividiendo, por lo que es muy probable que se afecte a las partes del cuerpo en que se suelen dividir las células normalmente, como por ejemplo la piel, el pelo, los intestinos, la boca o la médula ósea (un material que está dentro de los huesos y que produce nuevas células sanguíneas) No obstante, estos solo son efectos a corto plazo porque el pelo vuelve a crecer, además el sistema digestivo, las paredes de la boca y la piel se renuevan constantemente.

Otros efectos que pueden aparecer son:

-Malestar estomacal que genera diarrea o vómitos

-Problemas para pensar o recordar cosas.

-Perder el apetito, y por ende el paciente bajará de peso.

-Problemas en la boca de úlceras, hinchazón o sequedad.

-Sentir mayor dolor debido al daño de los nervios.

-Sangrado excesivo

-Tener mayores infecciones

-Cansancio

Y a pesar de todo lo mencionado anteriormente, existen pacientes que experimentan sólo algunos de los efectos secundarios y otros que sufren de todos ellos.

El tiempo que duren los efectos de la quimioterapia dependerá de la salud general del paciente, de la dosis, la cantidad del fármaco recetado, el tiempo que esté recibiéndolo, la vía de administración, y finalmente los otros remedios que se combinen con él.

¿Cómo se trata el cáncer de colon?

cancer_colonEl cáncer de colon es una enfermedad que aparece porque la mucosa del colon, que está contenida en un pólipo, evoluciona hasta convertirse en un tumor maligno, provocando células malignas en la porción intermedia del intestino grueso.

El recto y el colon son los lugares donde se almacenan los desechos antes de ser expulsados, por lo que es un lugar donde es muy frecuente la aparición de cáncer y es por esto que siempre se ha hablado sobre la importancia de mantener una dieta saludable que reduzca  el tiempo de acumulación de las heces para que facilite el tránsito intestinal.

Las personas que padecen de este mal son diagnosticadas para saber en qué etapa se encuentran, posteriormente el médico decidirá el tratamiento adecuado en función del estado del paciente, el estado en que se encuentra el cáncer y según el lugar donde esté ubicado el tumor. Así como también deberá saber qué otras enfermedades padece debido a que  pueden entorpecer el tratamiento.

Tratamientos

Las formas de tratar esta enfermedad son:

-Cirugía donde se extrae la parte afectada por el cáncer, y es un tratamiento que se utiliza en todas las etapas de la enfermedad

-Quimioterapia es un tratamiento que se realiza posterior a la operación quirúrgica, mediante la inyección de medicamentos a la vena a través de un sistema de bombeo, que destruye las células cancerosas.

-Inmunoterapia es un tratamiento que restaura las defensas inmunes del organismo mediante productos de laboratorio.

-Radioterapia, que consiste en aplicar radiación de alta energía sobre la zona afectada, con el objetivo de destruir las células cancerosas. Es ideal para aplicarla antes de la cirugía porque se reduce el tumor y por ende resulta más fácil de extraer, o bien este tratamiento puede realizarse luego de la cirugía para terminar de destruir las células cancerosas.