5 pasos para sanar esguince de rodilla

Rate this post

Un esguince de rodilla durante una prueba o entrenamiento puede ser bastante doloroso, pero a menudo no es una lesión grave.

Cómo identificar un esguince

Muchas personas ya lo han sufrido, pero ¿qué es un esguince? , pues bien es un tipo de torsión causada por un movimiento mal hecho o impacto. Si sufriste un esguince de rodilla, puedes tener un poco de dolor, hinchazón, hematomas y eventualmente al caminar puede sentir dolores e inestabilidad.

Para recuperarse más rápido de un esguince de rodilla, necesitas seguir un plan de cinco etapas del tratamiento.

Paso 1 – Protección

En el momento agudo de la torsión, exponga el área lesionada, proteja con algo rígido, como un tallo. Deje inmediatamente de hacer la actividad, pues si insiste en continuar puede agravar la lesión y siga los siguientes pasos.

Paso 2 – Reposo / descanso

Después de sufrir un esguince de rodilla, probablemente la parte más importante del tratamiento es dejar la zona reposando. Intente evitar colocar peso en la rodilla y caminar lo menos posible.

Paso 3 – Hielo

El hielo ayuda a aliviar la inflamación (dolor, calor, hinchazón y enrojecimiento). Coloque los cubos de hielo entero o picado en una bolsa de plástico sellada. Envuelva la bolsa en una toalla o un pedazo de tela. Coloque sobre la rodilla en el área dolorida de 15 a 20 minutos, tres veces al día. Continuar tratando la rodilla con hielo por lo menos tres días.

Paso 4 – Compresión / inmovilización

Comprima la rodilla envolviendo con un vendaje elástico o estabilizadores / rodilleras. Envolver con un alternativas suficientemente firmes para soportar su rodilla, pero no tan apretado que sujete su circulación.

Paso 5 – Elevación

Eleve la rodilla dolorida tanto como sea posible. Trate de mantener su rodilla de esa forma para disminuir el flujo de sangre y la hinchazón. Acostarse de espaldas y colocar dos o tres almohadas debajo de su esguince en la rodilla en la noche ayuda mucho.

Atención

Cuidado con los pisos irregulares que pueden generar mayor inestabilidad y favorecer los esguinces. Haz siempre un trabajo de fortalecimiento preventivo, estiramiento y práctica su equilibrio para evitar el esguince de rodilla.