desgarro de rodilla es una de las lesiones más frecuentes

Rate this post

Buena parte de las lesiones en la rodilla está relacionada con la práctica de la actividad física y con el desgarro no es diferente.

Pero ¿Qué es un esguince o desgarro? Esta lesión ocurre cuando un movimiento articular tiende sobrepasar su límite sobrecargando los ligamentos.

En la mayoría de los casos el desgarro solo provoca dolor, hinchazón y signos de inestabilidad. Pero cuando es grave puede ocasionar lesiones serias en la rodilla.  La gravedad del desgarro dependerá de la forma en que el individuo tiene la torcedura.

Causas de esguince de rodilla

La causa más común es cuando la rodilla hace un movimiento brusco hacia el lado interno y el pie permanece fijo al suelo.

Al notar los síntomas y sufrir el trauma, lo ideal es que el paciente busque un médico para que se haga exámenes para diagnosticar el desgarro. Se pueden solicitar exámenes clínico y radiológico como radiografía y resonancia magnética.

Ligamentos de la rodilla

En la articulación de la rodilla hay cuatro ligamentos. Dos ligamentos cruzados (anterior y posterior) en el centro y los otros uno en cada lado de la articulación (ligamentos colaterales – medial y lateral).

Es el trabajo en conjunto de estos ligamentos que proporciona la estabilidad de la articulación de la rodilla, protegiéndola de los riesgos de lesiones.

El esguince de la rodilla o desgarro ocurre justamente cuando un movimiento articular hace que alguno de esos ligamentos sobrepase su límite fisiológico, ocasionando una sobrecarga de esas estructuras y de la cápsula articular.

Muchas veces el esguince puede ser considerado de grado 1, manifestando sólo signos de dolor e hinchazón, sin signos de inestabilidad. Sin embargo, en otros casos, el esguince puede llevar a la lesiones que necesitan de fármacos y fisioterapia para la recuperación.

Los grados son:

  • 1º Grado: en este caso, pocas fibras se dañan y, en la gran mayoría de los casos, cicatrizan naturalmente.

  • 2º Grado: un número más considerable de fibras son dañadas, pero el ligamento, normalmente, aún no ha perdido la estabilidad.

3º Grado: aquí el ligamento ya se rompió totalmente, y está muy lejos de ser considerado un desgarro.