Cómo se realiza una gastrectomía

Rate this post

Smiling doctor portraitEs muy común en estos tiempos escuchar acerca de intervenciones como la gastrectomía, que se realiza para tratar tumores, pólipos, sangrados e inflamaciones que puedan traer ciertas enfermedades. Existen dos tipos de ellas, una en la que se extirpa una parte del estómago, y otra donde se retira en su totalidad.

Y ahora usted se estará preguntando cómo se realiza esta operación, pues bien siga leyendo que a continuación se lo contaremos en detalle.

En primer lugar es necesario que el paciente esté bajo los efectos de una anestesia general, para que luego el médico haga una incisión en el abdomen y extraiga todo o parte del estómago, según sea la razón el procedimiento.

En el caso de que se haya realizado una gastrectomía parcial, es preciso que se reconecte al intestino la porción restante del estómago; o bien al esófago si es que se trató de una gastrectomía total.

La tecnología de esta época ha logrado que hoy se pueda realizar esta intervención por medio de cámaras, y  solo con un par de pequeñas incisiones; lo que resulta ser una gran ventaja porque evita los riesgos de desangramiento, el escape desde la conexión hasta el intestino que puede causar una infección o un absceso, el estrechamiento de la conexión hasta el intestino, lo que causaría una oclusión, y todas las complicaciones que implican las operaciones.

Qué ocurre luego de la intervención

Luego de la intervención médica el paciente es llevado a la habitación de recuperación, donde le pondrán una sonda en la nariz para mantener el estómago vacío; la que es retirada cuando los intestinos estén funcionando de manera óptima. Y el tiempo estimado de hospitalización es alrededor de 6 a 10 días.

Es muy habitual que la persona sienta dolor en esta etapa, pero no es algo de gravedad e inclusive es posible controlarlo con analgésicos. La recuperación completa puede demorar varias semanas, y mientras esté tomando analgésicos narcóticos, no debe manejar.

La dieta post gastrectomía

La gastrectomía es la operación donde se extirpa una parte o la totalidad del estómago y que, por consecuencia, limita la función del proceso digestivo. En términos simples, tras la cirugía, los alimentos luego de ser ingeridos van hacia el intestino delgado, que está preparado para absorber los nutrientes necesarios.

Luego de someterse a una gastrectomía, los hábitos alimenticios cambian radicalmente. En este sentido, la dieta que debe seguir estará enfocada en pequeñas porciones, separadas en 5 o 6 comidas por día. A su vez, dejar todo lo relacionado a líquidos para intervalos entre comidas. Se aconseja comer todo hervido el primer mes.

Otras recomendaciones para la dieta son evitar los platos muy condimentados, así como los muy fríos o extremo calientes. Evitar alcohol y tabaco, mientras que no añadir cereales integrales, leche condensada, carne dura o con mucha grasa, productos embutidos y comida muy azucarada.