Tratamiento para el cáncer y el sueño de los pacientes

Rate this post

La quimioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza medicamentos que se mezclan con la sangre y son llevados a todas las partes del cuerpo para destruir células enfermas que forman el tumor e impedir que se dispersen.

Quimioterapia oral e intravenosa

La quimioterapia es un tipo de tratamiento del cáncer que se puede administrar por vía oral o por vía intravenosa. La quimioterapia oral se realiza a través de comprimidos o cápsulas.

La quimioterapia puede afectar el calendario de fertilidad de la mujer o del hombre. Sin embargo, No todas las personas presentan problemas de infertilidad después del tratamiento contra el cáncer y algunas optan por proteger su fertilidad antes de iniciar el tratamiento.

Al entrar en contacto con el organismo, cada medicamento tiene un efecto, y en el caso de la quimioterapia, el tratamiento puede causar disturbios relacionados con la disposición y el sueño.

La fatiga durante el tratamiento de la quimioterapia

La sensación de fatiga es mucho en los pacientes durante la quimioterapia, y puede hacer que se sienten pesados, lentas o débiles. Entre los síntomas de la fatiga, como dolores y cambios de apetito, la anemia puede agravar la situación, y por eso debe ser tratada.

Para administrar este efecto secundario de la fatiga, se indica:

• Practicar la relajación, con meditación, oyendo música o viendo películas;

• Mantener una alimentación de fácil consumo, rica en hierro y dividida en pequeñas porciones a lo largo del día;

• Descansar por 10 a 15 minutos a lo largo del día puede ayudar a recuperar el ánimo y no entorpece el sueño nocturno;

• Flexibilizar los plazos para las actividades y reservar el período en que la paciente suele estar físicamente más dispuesta para ejecutarlas;

• Practicar actividades físicas y mantener la paciente hidratada.

El insomnio es uno de los efectos secundarios de la quimioterapia

El insomnio no es un efecto directo de la medicación quimioterápica, pero los efectos colaterales del tratamiento del cáncer pueden interferir en el sueño de las pacientes. Algunos hábitos pueden ayudar a combatir este efecto, tales como:

• Evitar el consumo de café, alcohol y nicotina, principalmente por la noche;

• Evitar “forzar” el sueño, esto puede dejar a la paciente más agitada y ansiosa;

• Evitar las comidas pesadas antes de acostarse;

• Habituarse a acostarse y levantarse al mismo tiempo;

• Practicar actividades físicas y permanecer en la cama sólo para dormir.

La importancia del sueño para el tratamiento del cáncer

Es importante dormir bien y descansar, principalmente después de la aplicación de una sesión de quimioterapia. El cuerpo descansado responde mejor al tratamiento del cáncer y ayuda a reducir los efectos desagradables que la medicación puede causar.