¿Qué es el Alzheimer y cómo se relaciona con la ansiedad?

Rate this post

Si te preguntas qué es el alzheimer, debes saber que es una enfermedad que degenera las células nerviosas del cerebro,  se caracteriza por la pérdida de memoria, desorientaciones y especialmente por el deterioro intelectual.

Un nuevo estudio, realizado por investigadores del Brigham and Women’s Hospital en Boston, Estados Unidos, pudo haber encontrado una relación directa entre altos niveles de ansiedad y la aparición de Alzheimer en personas de edad avanzada.

Hasta entonces, investigaciones anteriores habían señalado depresión y otros síntomas como posibles señales precoces de Alzheimer en su fase preclínica. Esta es una etapa de la enfermedad puede suceder hasta una década antes de que los efectos propios de la demencia comiencen a aparecer.

Los investigadores, sin embargo, examinaron la asociación del surgimiento de los beta amiloides y las medidas de síntomas depresivos en 270 pacientes hombres y mujeres, entre 62 y 90 años, sin desórdenes psiquiátricos.

Entonces, percibieron que niveles más altos de los péptidos pueden estar asociados con síntomas de ansiedad crecientes. En resumen: la ansiedad puede ser una señal precoz de alzheimer.

Alzheimer

Cuando nos preguntamos qué es el alzheimer debemos pensar primero en su definición: El alzheimer es considerado el tipo de demencia neurodegenerativa más común. Este tipo de enfermedad es incurable, crónica y progresiva, que causa la muerte de células cerebrales y lleva a la pérdida de las funciones cognitivas, como memoria, orientación, atención y lenguaje.

El riesgo de una persona de desarrollar Alzheimer es mayor después de los 65 años y dobla cada cinco años.

¿Cuáles son los síntomas de alzheimer?

Algo muy importante es saber detectar cuáles son los síntomas de alzheimer, para poder identificar la manifestación de la enfermedad. Sigue leyendo, que a continuación te diremos cuáles son los  más frecuentes:

  • Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana.

  • Dificultad para planificar el solucionar problemas.

  • Dificultad para desempeñar labores habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre.

  • Desorientación de tiempo el lugar.

  • Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrasar sus pasos.

  • Cambios en el humor o la personalidad.

Finalmente, ya no tienes que seguir preguntándote qué es el alzheimer, pues ya posees todos los conocimientos que necesitas para poder detectarlo.