Los cuidados que debes tener luego de una lipoescultura

Rate this post

Una lipoescultura es un procedimiento quirúrgico con el cual se disminuye la grasa depositada en diversas partes del cuerpo como papada, espalda, cintura, muslos; entre otros. Tiene una duración de una a tres horas y luego de dos días ya podrías estar de alta. Acá te contamos cuáles son los principales cuidados que debes tener luego de esta operación para que puedas incorporarte a tus labores diarias de la mejor manera posible.
Inmediatamente luego de la cirugía la zona aspirada se hincha, presenta moretones y disminuye su sensibilidad. A los siete días se retiran los puntos y luego de aquello debes permanecer en reposo, que es esencial para una buena recuperación. Hay que retomar las actividades de manera gradual y evitar hacer ejercicios hasta tres semanas después.
Se recomienda también realizar masajes y ultrasonido para descongestionar las zonas tratadas. También se podría utilizar una faja que actúe ejerciendo presión en la zona donde se haya intervenido, para que los tejidos se recompongan cuanto antes.
cuidados_lipoesculturaAlgunos consejos a seguir
Es normal que no puedas mojar la zona afectada por algunos días, ya que la idea es que las heridas suturen bien. Eso no significa que debas descuidar la higiene, por lo que tu médico cirujano te recomendará los productos más adecuados a utilizar.
No te olvides de la ropa a utilizar, ya que debe ser lo suficientemente cómoda para no pasar a llevar las suturas.
Puede que te aburras un poco en casa sin poder hacer ejercicios ni grandes esfuerzos, por lo que ármate de paciencia y busca alguna entretención o hobby que puedas realizar. Por ejemplo, un buen libro o esa serie de televisión que tenías pendiente.
Por norma general, la recuperación de una lipoescultura no representa mayores inconvenientes y es algo que pasa rápido. Si ves que sientes un dolor demasiado fuerte, o que las heridas supuran demasiado, consulta a tu cirujano lo antes posible.