¿Cuál es el tratamiento para el cáncer pulmonar?

Estadísticas recientes aseguran que entre todos los diferentes tipos de cáncer que afectan a la humanidad en estos tiempos, el cáncer de pulmón es el que mata a más hombre y mujeres a nivel mundial. Solo en Estados Unidos es el causante de un tercio de las muertes relacionadas con el cáncer. Estos estudios también muestran los casos de hombres con cáncer han disminuido en los últimos años, pero que por el contrario, los casos de mujeres con esta enfermedad han aumentado. De hecho actualmente mueren más mujeres de cáncer pulmonar que por cáncer de mama, que era el número uno entre las mujeres hasta hace una década atrás.
Existen dos clases importantes de cáncer pulmonar, el de células pequeñas y el de células no pequeñas, los que se comportan de manera diferente por lo que se evalúan de manera diferente y también se administran tratamientos diferentes.
tratamiento_cancerCáncer pulmonar de células pequeñas
Este es el tipo de cáncer de pulmón más agresivo, entre los síntomas y signos que podrían indicar la presencia de este tipo de cáncer se encuentran: molestia y dolor en el pecho, dificultad para respirar, tos que no desaparece o empeora con el paso del tiempo, ronquera, escupos que pueden salir con sangre, pérdida del apetito, pérdida de peso sin razón aparente, silbidos al respirar, sensación de cansancio o debilidad e hinchazón en la cara o en las venas del cuello. Este tipo de cáncer suele detectarse en estadios avanzados de la enfermedad y los tratamientos suelen incluir quimioterapia y radioterapia.

 

Cáncer pulmonar de células no pequeñas
En este tipo de cáncer se forman células cancerosas en los tejidos del pulmón, específicamente en las células escamosas, células delgadas y planas similares a las escamas de un pescado. Los tratamientos más comunes son la cirugía y la lobectomía.