La ortopedia y los cuidados del aparato locomotor

La ortopedia es una especialización de la medicina responsable por las enfermedades y deformidades de los huesos, músculos, ligamentos, articulaciones y del aparato locomotor. Los casos que necesitan atención de estos especialistas pueden tanto ser congénitos, malformaciones o adquiridos durante la vida.

 Muchas personas suelen confundir la ortopedia con la traumatología, pero aunque muy semejante, este ramo de la medicina en realidad se ocupa del trauma del sistema músculo-esquelético, o sea, cuando existe algún tipo de traumatismo y fractura. Los casos cuidados por la traumatología, más que nada, son ocasionados accidentes, sean ellos más graves o no.

Fracturas: qué es y cuáles son los tipos

Las fracturas son lesiones que causan rompimiento parcial o total de un hueso. Pueden ser cerradas, cuando el hueso no se expone, o abiertas, cuando hay rotura de la piel. En el segundo caso, por existir mayor posibilidad de infección, la fractura es considerada más peligrosa.

Además de las fracturas ocasionadas por traumas, existen las patologías y las causadas por estrés. Las fracturas patológicas son consecuencia de esfuerzos leves, que normalmente no causan alteraciones óseas, y ocurren de manera espontánea, por consecuencia de una osteoporosis o incluso de un cáncer en los huesos.

Las fracturas por estrés, a su vez, ocurren como resultado de una presión frecuente y repetitiva, siendo muy comunes en atletas. Ellas comúnmente alcanzan a los miembros inferiores.

Al presenciar una fractura es necesario llamar inmediatamente ayuda especializada o llevar el paciente al hospital. En todos los casos es necesario evitar que la víctima mueva el hueso fracturado para no comprometer aún más el cuadro del paciente.

Cuándo visitar un profesional de la ortopedia

Es posible que casi todas las personas  necesiten visitar un ortopedista en una clínica especializada al menos una vez, sea lleva niño, joven, deportistas, trabajadores, entre otros.

Sin embargo, los adultos mayores son el público que posee mayor probabilidad en necesitar de atención ortopédica. Eso ocurre porque con la edad  la aparición frecuente de dolores y molestias ocurre en mayor escala. Además,  las fracturas también son más frecuentes en personas en esa etapa de la vida, lo que sucede por  caídas debido a desgastes y debilidades del cuerpo.

Para los adultos mayores, los consejos son:

- Mantener teléfonos, vasos y otros artículos personales a su alcance;

- Prefiera siempre usar los zapatos y zapatillas que son hechos con suela de goma, un material antideslizante y más seguro;

- No se levante abruptamente, siéntese en la cama durante unos minutos antes de pararse, este procedimiento evita la caída repentina de la presión y vértigo;

- Recuerde que debe encender las luces antes de levantar la noche, y si es necesario, dormir con la luz encendida de noche;

- Si utiliza algún tipo de ayuda para caminar, como un bastón o un andador, llevarlo contigo siempre, incluso en caso de hospitalización.

Neurología: cuida mejor de tu cerebro

La neurología es la parte de la medicina que estudia el sistema nervioso y sus enfermedades. Esta es una de las áreas es considerada más complejas de la medicina, eso porque el más el complejo sistema nervioso ocupa todo el cuerpo, aunque se concentre en un solo lugar: en el cerebro.

 Por mucho que la medicina ha avanzado en los últimos años, no estamos ni siquiera cerca de la comprensión de todo lo que sucede con nuestro sistema nervioso y mucho menos para descubrir la cura para todos los problemas que la afectan.

Sin embargo, existen centros y doctores especializados que realizan diagnósticos y tratamientos avanzados acerca de la neurología. También es posible cuidar nuestros cerebro y neuronas con algunos cambios en el estilo de vida. Conócelos:

Ejercitar su cerebro

Siempre mantener el cerebro activo. Algunos de los consejos más interesantes y simples son: la lectura de libros de diferentes temas para estimular diferentes partes del cerebro; aprender otros idiomas, dedicarse a música y al arte.

Dejar de consumir cafeína

Alimentos con alto contenido en cafeína agotan los minerales importantes para la función cerebral. Además de interferir en el sueño y afectar el estado de ánimo.

El cerebro y las neuronas, como el resto de nuestro cuerpo, necesitan antenersen activos y bien alimentados durante toda la vida.

Sueño

Es esencial para regenerar el cuerpo, especialmente el cerebro. Después de períodos de sueño reducido, se puede producir un mal funcionamiento de las neuronas.

Alcohol: evita la transmisión de información entre los mensajeros químicos del cerebro responsable de controlar el pensamiento, el comportamiento y las emociones. El alcohol también puede causar lapsos de memoria y problemas aún más graves, tales como la reducción del tamaño del cerebro.

Dieta regrada

Desayunar, almorzar y realizar todas las refecciones en la hora regular ayuda a mantener la glucemia (nivel de azúcar en la sangre) estable a lo largo del día. La glucosa es el sustrato principal utilizado como fuente de energía por las células nerviosas.

HÁBITOS COTIDIANOS QUE HACEN MAL A LA SALUD CEREBRAL

Así con otras partes del organismo, los hábitos que practicamos en nuestro cotidiano influencian de forma positiva o negativa a la salud cerebral.

El estrés, por ejemplo, es un gran problema para la salud de nuestro cerebro, porque está vinculado al envejecimiento precoz del cerebro y también a algunos casos de derrames cerebrales e infartos.

El estrés también puede llevar las personas a fumar más y a consumir más alcohol, ambas actividades muy perjudiciales para la salud cerebral. El cigarrillo, por ejemplo, libera tóxicos que disminuyen de forma considerable la masa cerebral, así como la cantidad de oxígeno que regenera sus células.

El alcoholismo está relacionado con la muerte de las neuronas y la disminución de la velocidad de transmisión de los impulsos nerviosos entre ellos.

La alimentación saludable, con fibras, frutas y vegetales, realizada siempre en las horas recomendadas, la práctica de ejercicios físicos y hábitos como lectura, ejercicios de lógica, entre otros, pueden ayudar a beneficiar las actividades cerebrales y mantener ese órgano tan importante en sus mejores condiciones siempre.

Conoce más acerca de la imagenología

Los procedimientos en imagenlogía empezaron con la radiografía, después del descubrimiento de los rayos-X  en 1895 por  Wilhelm Röntgen, un profesor de física alemán. En esta época, los rayos-X tuvieron su utilización de forma muy precoces, antes siquiera de descubrir los riesgos de las radiaciones.

 Otras técnicas sólo fueron posibles en los años que siguieron. La medicina nuclear comenzó en los años 50, el ultrasonido en los años 60 y la tomografía computarizada en los años 70, descubierta que resultó en el Premio Nobel  para los científicos Hounsfield y Cormack. La resonancia magnética, por su vez, empezó en 1971, siendo más tarde mejorada por varios científicos.

Su importancia en la medicina

La imagenología es el estudio de los órganos y sistemas del cuerpo humano a través de las diversas modalidades de exámenes de imagen, entre las cuales podemos destacar la radiología convencional (rayos X, radiografía simple o contrastada), mamografía, ecografía o ultrasonografía, densitometría ósea, tomografía, resonancia magnética, angiografía, arteriografía y medicina nuclear.

La gran ventaja de la imagenología es el hecho de permitir obtener imágenes internas del cuerpo sin necesidad de cirugía, o sea, en ese método no se utilizan métodos invasivos para el paciente.

La imagenología es una especialidad que realiza exámenes de alta calidad y que proporciona el máximo de informaciones de la región a ser analizada. Esto la transformó en un significativo recurso que auxilia el de diagnóstico de patologías en diversas regiones de nuestro cuerpo.

Las imágenes obtenidas a partir de estos exámenes, son usadas para revelar, diagnosticar, examinar enfermedades o para estudiar la anatomía y las funciones del cuerpo humano. Por lo tanto, es imposible no relacionar la imagenología a las investigaciones y evoluciones en la medicina en los últimos años.

Los profesionales de la imagenología

Los especialistas en imagenología son capacitados para auxiliar el en diagnóstico médico. Ellos están capacitados para comprender, analizar y especialmente reconocer posibles  alteraciones en las imágenes radiológicas de los pacientes. Mas que otras especialidades clínicas, la imagenología exige un nivel de conocimiento en anatomía, física y matemática.

Especialistas en imágenes biomédicas están capacitados para ayudar a diagnóstico médico. Estos profesionales son capaces de comprender, analizar e identificar posibles cambios en las imágenes radiológicas. Como otras especialidades clínicas, la imagenología requiere un nivel mínimo de conocimientos de anatomía, la física y las matemáticas.

La gran mayoría de los cursos de especialización ofrecen a los profesiones el conocimiento teórico y practico en diversos tipos de subespecialidades del área, como la resonancia magnética, mamografía, medicina nuclear y radiología en general.

Práctica de la profesión

El mayor número de profesionales trabaja en hospitales, laboratorios y clínicas especializadas que realizan los exámenes de imagen. Los conocimientos en física, anatomía y patologías hace con que ellos sean capaces de diagnosticas lesiones y enfermedades que no pueden ser descubiertas con otros tipos de exámenes.

Por lo tanto, la imagenología es parte de una variedad de técnicas guiadas por diagnósticos en imágenes, incluyendo la radiología nuclear, tomografía, resonancia magnética y otras formas de procedimientos intervencionistas.

Bypass Gástrico: esperanza contra la obesidad

La tecnología y salud caminan cada vez más juntas, especialmente cuando el asunto es prevenir y tratar la obesidad. También conocida como cirugía de Fobi-Capella, el Bypass Gástrico es un proceso quirúrgico que reduce drásticamente el volumen de tamaño del estómago.

 Ese procedimiento es considerado una cirugía restrictiva que garante el tratamiento de la obesidad, ayudando a traer nuevamente calidad de vida y salud para muchos pacientes que sufren de los efectos del sobrepeso.

Eso ocurre porque después de la realización de una cirugía de Bypass Gástrico, el volumen diario de ingestión disminuye para 20% del volumen preoperatorio, dando lugar a un gran cambio de ingestión calórica y de alimentos, lo que ocasiona la consiguiente pérdida de peso.

Cómo funciona el Bypass Gástrico

La técnica de Bypass Gástrico ha evolucionado considerablemente y actualmente los cirujanos usan una grapadora quirúrgica que divide el estómago, conectando el intestino directamente al pequeño estómago, y de esta forma poder potenciar los resultados de pérdida de peso, y que sean aún mejores que con la banda gástrica.

Antiguamente, no se utilizaba la grapadora y si una especie de anillo de silicona, que causaba reacciones como vómitos frecuentes y dificultades de adaptación de la cirugía, llevando hasta a nuevas cirugías para su eliminación.

Al reducir el tamaño del estómago, el paciente se siente satisfecho con porciones pequeñas de alimentos, empezando rápidamente a comer mucho menos y bajar de peso con la misma velocidad. Cuando el paciente se recupera de la intervención y sigue las recomendaciones de su doctor, las actividades físicas pueden empezar a hacer parte de su rutina, contribuyendo también para una mayor baja de peso.

Esta cirugía es una de las más recomendadas para aquellos que presentan obesidad mórbida y puede ser considerada una de las que menos afectan la calidad de vida del paciente, convirtiéndose en una cirugía que ofrece buenos resultados corto plazo y para el futuro.

La dieta después de esta cirugía

El bypass gástrico para adelgazar, es un tipo de cirugía bariátrica que puede llevar a la pérdida de hasta el 70% del peso inicial y consiste en la reducción del estómago y la alteración del intestino, llevando al paciente a comer menos, acabando por perder peso.

En los primeros meses después del bypass la alimentación es una gran preocupación, una vez que el estómago del paciente tiene que habituarse a sus nuevas condiciones.

La dieta del paciente se inicia de forma líquida, o sea, con sopas, jugos y agua, todo en cantidades indicadas por un especialista y de acuerdo con el desarrollo del operado. Después de la fase líquida, llega la hora de la fase pastosa, cuando se recomienda la ingestión de cremas y purés de frutas, verduras, legumbres y carne procesada.

A partir del desarrollo del paciente, los alimentos sólidos se van incorporando poco a poco a la dieta. Aunque con limitaciones, es importante ingerir todos los nutrientes necesarios, por lo que se recomiendan cremas de vegetales y proteínas, sopas con vegetales carne o pollo triturado, purés y mermeladas de frutas.

Gastrectomía y la lucha contra la obesidad

La gastrectomía fue una buena noticia para todos aquellos que sufren y luchan contra la obesidad, pues es una técnica de cirugía que proporciona que las personas bajen de peso con menos riesgo y menos sacrificio.

 La gastrectomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación de parte o todo el estómago. Aunque muy utilizada en el tratamiento de la obesidad, la cirugía también es necesaria en algunos casos de úlceras pépticas del estómago, tumores benignos y cáncer estómago (tumor maligno).

Cuando se realiza una gastrectomía parcial, los restos del estómago son sujetados al intestino delgado. En la necesidad de la extracción quirúrgica de todo el estómago (que podemos llamar de gastrectomía total), el esófago está conectado directamente al intestino delgado. ¿Pero es mismo posible vivir con el estómago reducido o sin estomago?

El estómago es uno de los principales organismos responsables por la digestión de los todos alimentos que los seres humanos consumen, pero no el único. A través de él y de sus movimientos intestinales coordinados, son realizadas la mezcla y composición de los alimentos, especialmente de proteínas en pequeños fragmentos que faciliten la digestión con la acción del ácido clorhídrico y enzimas digestivas, como la pepsina.

La digestión después de retirar el estómago

La digestión en un paciente gastrectomizado es un poco más limitada. De esa forma,  los es alimentos después de masticados, pasan directamente al intestino delgado, como un producto menos preparado para la absorción de sus nutrientes.

Cuando hay una indicación médica y es necesario eliminar parte o la totalidad del estómago, la atención nutricional suele ser especial y por eso incluye cambios. Por lo general, la cantidad de comida que se puede comer disminuye y la comida empieza a ser digerida más rápidamente. Con una dieta recomendada por un especialista, el cuerpo se adapta, acostumbrándose a su nueva condición de la mejor forma posible, permitiendo una vida más sana y equilibrada.

¿Cómo debe ser la alimentación posterior?

La Gastrectomía es un proceso quirúrgico que promueve el adelgazamiento a partir de la remoción de parte o todo el estómago.

Hay tres tipos principales de gastrectomía, son ellos:

- Gastrectomía parcial, la remoción de la mitad inferior del estómago;
- Gastrectomía total, remoción de todo el estómago;
- Gastrectomía vertical (manga), remoción del lado izquierdo del estómago.

El retiro del estómago no inhabilita el cuerpo de digerir los líquidos y los alimentos. Sin embargo, tales cambios de estilo de vida después del procedimiento se requieren especialmente cuando el asunto es alimentación.

En los primeros 15 a 30 días después de la cirugía de gastrectomía la alimentación requiere muchos cuidados. La recomendación es ingerir comidas ligeras y de fácil digestión, iniciando una dieta líquida en la primera semana, pastosa en la segunda y tercera, y luego evolucionando hacia la textura normal de los alimentos.

Es importante pensar que cada paciente posee un cuadro de salud único, por eso, la evolución en la dieta de cada persona debe ser acompañada por un doctor especialista y que lleve en consideración el avance del operado.

 

Cuándo acudir a un reumatólogo

Muchos de nosotros no sabemos lo que es un reumatólogo hasta el momento en que realmente necesitamos de él. La reumatología es un área de la medicina especializada en diagnosticar y tratar enfermedades que pueden afectar a los huesos, las articulaciones, los músculos y tendones.

 Las enfermedades que afectan esas partes del cuerpo pueden ser diversas y, generalmente, se expresan por un dolor persistente e inflamación. Algunas de enfermedades  más comunes tratadas por la reumatología son la artritis, artrosis, osteoporosis, fibromialgia, gota, lupus , vasculitis, espondilitis y enfermedades autoinmunes. Enfermedades alrededor de las articulaciones y el dolor de espalda, tendinitis, bursitis, compresión nerviosa, entre otros, también son manejadas a través de la reumatología.

Artritis x artrosis

La artritis y la artrosis son enfermedades distintas, con causas y tratamiento diferentes. Sin embargo, los síntomas de las dos enfermedades pueden ser muy similares y por lo tanto puede causar confusión.
La artrosis es una enfermedad que provoca degeneración de la articulación, mientras que la artritis es una enfermedad que provoca inflamación de la articulación.

Tanto en la artritis como en la artrosis el tratamiento puede incluir el uso de medicamentos, sesiones de fisioterapia, adelgazamiento, práctica regular de ejercicios físicos, infiltraciones de corticoides en la articulación y, en último caso, cirugía para remoción de los tejidos lesionados o colocación de una prótesis.

El tratamiento electo también dependerá de algunos factores, como edad, grado de compromiso de la articulación y el tipo de actividad que el individuo practica en su cotidiano.

Una forma de prevenir ambas enfermedades es ejercitarse regularmente y tener una alimentación rica alimentos anti-inflamatorios, como naranja, ajo, cebolla y atún.

La primera consulta con un reumatólogo

Al buscar un reumatólogo, el paciente debe esperar que el médico haga una investigación sobre su historia clínica y uno o más exámenes físicos para tratar de confirmar el diagnóstico. Además de todo eso, el médico puede pedir una serie de análisis de sangre, para ayudar a diagnosticar.

Los exámenes observan la actividad inflamatoria en la sangre y casi siempre dan informaciones importantes acerca de la enfermedad, que después de analizadas, serán las claves para proporcionar el mejor tratamiento al paciente.

¿En qué casos buscar a este profesional?

- Dolor en las articulaciones, extremidades o columna (con o sin hinchazo).

- Aumento de la temperatura del local dolorido, deformidades y rigidez.

- Dolor por el cuerpo, con o sin trastornos emocionales o del sueño.

- Dolor muscular, debilidad muscular, con o sin lesiones, especialmente en las manos y los párpados.

- Engrosamiento de la piel o picazón en las puntas de los dedos principalmente cuando ocurre la exposición al frio.

- Adelgazamiento de los labios, pérdida del cabello, náuseas y reflujo.

- Cansancio inusual.

- Manchas rojas en las mejillas o enrojecimiento de la cara y el cuello estimulados por la exposición al sol. Fiebre, espuma en la orina, convulsiones, dificultad para respirar.

- Historia reumatismo u otra enfermedad de ese carácter en la familia.

Todo lo que necesitas saber sobre la endoscopía

La endoscopia es un método clínico utilizado para evaluar la causa de determinados síntomas, como por ejemplo el dolor abdominal, náuseas, vómitos, regurgitación y dificultad para tragar. Además, por medio de ese examen es posible detectar gastritis, úlceras y hasta zonas con algún tipo de hemorragia interna.

La endoscopia es realizada por medio de un tubo, llamado de endoscopio, que a través de la boca permite la observación del esófago, el estómago y el duodeno, la primera parte del intestino.

Por otra parte, también es posible a la endoscopia con biopsia, durante la cual se retira y se envió para análisis de laboratorio un pequeño trozo del órgano a ser evaluado, ayudar a diagnosticar problemas tales como gastritis y el cáncer. Ver los síntomas de cáncer de estómago.

Preparación del paciente para la endoscopía

La preparación para este tipo de examen incluye hacer un ayuno de al menos 8 horas y no usar antiácidos como la ranitidina y omeprazol, porque son medicamentos que alteran el estómago e pueden interferir en el diagnóstico.

Beber agua hasta 4 horas antes de la prueba está permitido, y después solo pequeños sorbos.  Eso ocurre porque es necesario evitar que el estómago este lleno.

Cómo ocurre el examen

Durante el examen, el paciente tiene la garganta anestesiada, para disminuir la sensibilidad de la región y facilitar el paso del endoscopio. Debido al uso del examen anestésico, el procedimiento puede ser considerado tranquilo,  incluso, en algunos casos también se puede utilizar sedantes para hacer que el paciente se relaje y pueda dormir.

Un pequeño objeto de plástico es inserido en la boca del paciente para que se mantenga abierta durante todo el procedimiento y para facilitar el paso del endoscopio. Eso mejora la visualización y el doctor libera el aire a través del dispositivo.

Las imágenes obtenidas durante el examen pueden ser grabadas, y durante el mismo procedimiento, si necesario el especialista puede extirpar los pólipos, reunir material para biopsia y hasta realizar la aplicación de medicamentos a nivel local.

Tiempo de duración

El examen por lo general tiene una duración de 5 a 30 minutos, pero el paciente debe permanecer en la clínica para la observación durante 30 a 60 minutos, cuando pasen los efectos de los anestésicos. Con ese procedimiento rápido y simples, muchas pueden ser las posibilidades de diagnósticos e inicio inmediato de tratamientos.

Los riesgos de una endoscopía

La endoscopía es un examen cuyo objetivo es visualizar directamente la parte superior del tracto gastrointestinal, compuesta por el esófago, el estómago y el duodeno. Los riesgos de este tipo de procedimiento son bajos, pero también existen.

Las complicaciones raras que pueden ocurrir incluyen:

- Reacciones adversas a la sedación.

- Hemorragia cuando se efectúan procedimientos diagnósticos o terapéuticos, como la recolección de biopsias, de pólipos o la dilatación esofágica.

- Perforación del tubo digestivo superior, una complicación rara y que está generalmente asociada a procedimientos adicionales como la dilatación esofágica o la resección de pólipos de grandes dimensiones.

Además de estos riesgos, también puede ocurrir una infección, sin embargo hay poca probabilidad ya que la endoscopia es casi siempre diagnóstica, con o sin realización de biopsias. Los casos de infección suelen ser tratados con antibióticos y se pueden prescribir incluso antes del procedimiento.

Como en todos los actos médicos hay un riesgo de mortalidad, aunque menos del 0,1%, un valor muy reducido.

Después de una endoscopía, el paciente debe estar atento a algunos síntomas que pueden indicar el desarrollo de una complicación, son ellos: dolor persistente, fiebre, dificultad respiratoria, heces negras y vómitos. En estas circunstancias, el paciente debe buscar un médico nuevamente el cuanto antes.

 

Lo que se debe saber sobre la cirugía bariátrica

Todos los días aumenta el número de personas que empiezan a luchar contra el sobrepeso y la obesidad. Además de cambio en el estilo de vida, alimentación y dedicación a los ejercicios diariamente, también existe un importante aliado en la pérdida peso, especialmente para los pacientes con obesidad mórbida: la cirugía bariátrica.


Conoce 5 cosas importantes sobre el tema

1 – La cirugía bariatrica, es un procedimiento de reducción de estómago, que tiene como objetivo reducir el peso de las personas obesas, con el IMC muy alto.

2 – Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este tipo de cirugía son recomendadas para los pacientes con un IMC superior a 35 kg / m², que presentan complicaciones en la salud como la apnea del sueño, presión arterial alta, diabetes, aumento de grasa en la sangre, problemas en las articulaciones. Además, los pacientes con IMC mayor de 40 kg / m², que no han tenido éxito en la pérdida de peso con otros tratamientos, también puede recurrir a esa opción.

3.Los tipos más básicos de cirugía bariátrica son:

  • Las cirugías que sólo reducen el tamaño del estómago, se llaman el tipo restrictivo. La pérdida de peso ocurre mediante la reducción de ingestión de alimentos.
  • También pueden ser consideradas bariatricas las cirugías que mezclan reducción en el tamaño del estómago y desvío del tránsito intestinal, para disminuir la absorción de los alimentos.

5.En la mayoría de los casos, la cirugía bariatrica hace perder mucho peso y el paciente tiene los beneficios de la mejora o incluso la cura de la diabetes, el control de la presión arterial, la disminución de los lípidos en sangre y en los niveles de ácido úrico, alivio del dolor articular, entre otros.

6. En algunos casos, se requiere la cirugía plástica para eliminar el exceso de piel. El mismo se puede hacer cuando la pérdida de peso se haya estabilizado completamente, o sea, después de unos dos años.

7.Las mujeres que realizan cirugía bariátrica deben esperar por lo menos entre 15 a 18 meses antes de quedar embarazada. La gran pérdida de peso después de la cirugía puede afectar el crecimiento del feto.

El postoperatório de la cirugía bariátrica

Las operaciones bariátricas son las formas recomendadas en determinados casos para la pérdida de peso y la mejora de las enfermedades asociadas a la obesidad mórbida. Sin embargo, como cualquier otra cirugía, el proceso postoperatorio debe ser respetado con atención para evitar cualquier problema de salud.

Normalmente el paciente es alimentado en el primer día de postoperatorio con dieta líquida, fraccionada, para que exista una adaptación a la vida nueva. Generalmente se ingieren líquidos en pequeños tragos, siempre en el vaso de 50 ml, para tomarlos cada 3 minutos, durante 20 minutos.

Después del alta el paciente pasa para la fase la alimentación líquida, con sopas y otros líquidos. La duración de esta fase es de 7 a 10 días, permitiendo entonces un progreso para la dieta más pastosa y alrededor de los 30 días después de la cirugía, sucede la transición a la comida normal.

Todo debe hacerse bien despacio, según la tolerancia y la aceptación del estómago y en ese primer mes, el paciente debe consumir un mínimo de calorías de 600 a 1000 por día.

Desde la primera semana, los pacientes en postoperatorio deben iniciar la suplementación vitamínica, pues existe ingestión de menor cantidad de alimentos y menos absorción de nutrientes importantes.

Finalmente, después de todos los cuidados necesarios, las operaciones bariátricas traen consigo muchas ventajas y, con una rápida recuperación, es posible retornar luego a la vida normal.

Cuidados con la piel en la radioterapia

La radioterapia es un método importante para el tratamiento que usa radiación para destruir las células tumorales y a cada día que pasa, muchas personas se curan del cáncer gracias a este procedimiento. Por lo tanto, es la radioterapia es una gran aliada en los centros de Oncología.

Igual que cualquier otro tratamiento, la radioterapia también tiene sus efectos adversos pueden causar algunos síntomas, como fiebre, cansancio y fatiga. Pero es en la piel que la gran mayoría de los efectos secundarios se notan.

Todo lo que debes saber

La radioterapia es un método de tratamiento que utiliza radiación para destruir las células que forman los tumores. La radiación es aplicada por un cierto período de tiempo sobre el tumor, con cuidado para no dañar las células sanas, una vez que estas son responsables de la regeneración del área irradiada.

La cantidad de radiación utilizada no es la misma para todas las personas y la dosis necesaria se calcula sobre la base de la información recogida en la fase de diagnóstico de la enfermedad.

Ese tratamiento puede ser recomendado para casos en que se busca la curación total del cáncer, para reducir el tumor o para tratar una intercurrencia generada por el cáncer – como por ejemplo, dolor intenso, sangrado, compresión de la médula. Algunas veces, se realiza de forma aislada o junto con la quimioterapia.

La radioterapia se puede utilizar aún en la radiología diagnóstica, en la que un rayo de rayos x se utiliza para la obtención de imágenes del interior del cuerpo para el análisis médico.

Las reacciones de la piel durante la radioterapia 

radioterapiaDurante la aplicación de la radioterapia,  el paciente debe ser muy cuidadoso con la piel de la zona tratada. La piel se puede poner roja, con apariencia quemada o bronceada, llegando a ser seca y escamosa. También puede causar picazón.

De esa forma, el área que recibe el tratamiento se pone más sensible, similar a la quema por el sol, o incluso tener lesiones y heridas después de la exposición a la radiación.

Por lo general, estas reacciones desaparecen unas pocas semanas después del tratamiento, pero la realidad es que cada persona reacciona de manera diferente al tratamiento. Por lo tanto, es importante saber cómo cuidar de la piel en esta etapa.

Consejos sobre cuidados

1. Lavar el área irradiada con agua y jabón y secar con una toalla suave.

2. No vaya a saunas o utilice bolsas de agua caliente o hielo. Tampoco lámparas solares o cualquier otro material en el tratamiento de la piel.

3. Proteger la piel de la luz solar hasta un año después del final del tratamiento, siempre usando el protector solar contantemente.

4. Evitar la ropa muy apretada y que tengan detalles que puedan molestar la piel de alguna región.

5. No utilizar productos sintéticos de tipo nylon o lycra. La ropa debe ser de algodón.

6. Cuando sea necesario hacer la depilación con pinzas o el afeitado, tener mucho cuidado para no cortarse. Una afeitadora eléctrica es más segura.

7. En las manos, evitar la eliminación de cutículas y tener cuidado al cortar las uñas;

8. Si tienes la sensación de sequedad o descamación de la piel, pase hidratante que no contenga alcohol.

Cómo prevenir y combatir la obesidad

La obesidad es una enfermedad caracterizada por la excesiva acumulación de grasa corporal y normalmente está asociada a problemas de salud, comprometiendo aún más el estado del individuo.

La obesidad es un factor de riesgo para varias enfermedades entre las que podemos citar: cáncer, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, apnea del sueño y diabetes.

Para prevenir la obesidad, las palabras claves son: alimentación y estilo de vida. La dieta correcta para prevenir la obesidad debe ser hecha con alimentos menos calóricos, ricos en fibra y respeto a los horarios de las comidas. Vegetales, legumbres y frutas son las piezas fundamentales para una dieta saludable.

La actividad física debe ser siempre incorporada a la rutina, ya sea en forma de ejercicios, danzas, deportes y actividades como yoga y pilates. Además de aumentar el funcionamiento del metabolismo, tonificar y fortalecer el cuerpo, las actividades físicas ayudan a disminuir los niveles de estrés y sedentarismo.

La prevención de la obesidad debe ocurrir a través del estímulo, desde temprano, para que los hábitos saludables formen parte del estilo de vida de las personas de forma natural y placentera.

El exceso de peso y la obesidad son problemas que van mucho más allá de la estética. Esa enfermedad trae serios riegos para la salud y hace mucho más compleja la vida de aquellos que son portadores.

Listamos algunas formas de prevenir y combatir la obesidad:

1. Ejercicios

Para prevenir la obesidad empiece a dedicarse a una rutina de actividades físicas. Hacer ejercicios, cada día algo más que el día anterior, mejora el condicionamiento físico y la salud. Si eres obeso, ese consejo también es para ti, sin embargo todas las actividades deben ser bajo instrucciones y acompañamiento médico.

2. Controle su dieta

Comer mejor y hacer que su dieta sea más saludable, paso a paso y mejorando a cada día. Para eso, es necesario controlar la preparación de las comidas, su calidad, cantidad calórica y las porciones.

Empiece evitando el consumo excesivo de azúcar, harina y comidas fritas. Luego, planifique sus comidas. Usted debe saber exactamente lo que va a comer y cuando. Esto ayuda principalmente aquellos que necesitan dejar de comer impulsivamente.

3. Coma saludable

Aprende a comer de forma saludable. Hay debates sobre los diferentes tipos de dietas: alto contenido en proteínas, baja en carbohidratos, dieta vegetariana y muchos más. A pesar de las diferencias que existen, todas las dietas tienen algo en común: comer alimentos nutritivos.

Elija alimentos que le gustan: frutas, verduras, fuentes de proteínas. Comer no tiene por qué ser complicado. Alimentarse bien es la clave para una buena calidad de vida y los pequeños cambios harán una gran diferencia en medio o largo plazo.

4.Tratamiento integral contra la obesidad

El tratamiento Integral por veces es una de las mejores opciones para aquellos que tienen mucha fuerza de voluntad y quieren perder peso rápidamente.  Ese tipo de tratamiento es hecho con un plan individualizado y un equipo multidisciplinario que puede involucrar nutricionistas, kinesiólogo y hasta psiquiatras o psicólogos.

Además de adelgazar, la persona que elige un tratamiento integral contra la obesidad pasa por todos los cambios con un acompañamiento personalizado, que respeta sus condiciones de salud y busca mejorarlas cada vez más.

 

Gastroenterología: la responsable por el aparato digestivo

gastroLa gastroenterología es la especialidad médica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento clínico de las enfermedades de nuestro aparato digestivo. La palabra proviene de la unión de los términos griegos Gastro (estómago) y enterohemorrágica (intestino grueso).

El especialista en gastroenterología tiene como responsabilidad no solo el diagnostico, sino que también el tratamiento, si el paciente así lo desea. El profesional debe ser consultado cada vez que la persona tenga problemas o quejas relacionadas y asociadas con el proceso digestivo o las estructuras que forman parte de este sistema.

Los pacientes, generalmente, buscan clínicas especializadas en este ramo, cuando sufren con problemas en el sistema de esófago, estómago, intestino, hígado, páncreas, vesícula biliar y pueden necesitar una consulta gastrointestinal.

Primeras consultas

Antes de la primera consulta con un gastrointestinal, el paciente debe anotar cualquier pregunta o preocupaciones para hablar con el médico. También debe estar preparado para dar al doctor una visión general de su historial médico y reportar cualquier síntoma nuevo.

Después de la toma de enfermera toma de peso, altura, presión arterial, temperatura y otros signos vitales de los pacientes, el médico le hará preguntas acerca de su salud, sus síntomas y su historia médica. Eso ayudara mucho en la hora de discutir posibles diagnósticos, planes de pruebas y el tratamiento.

Otras pruebas y procedimientos

Después de la primera consulta, el doctor puede marcar otros procedimientos para obtener un diagnóstico sólido, solicitando más exámenes. Algunas de las pruebas más comunes son las radiografías gastrointestinales, realización de ultrasonido, la evaluación endoscópica y la colonoscopia.

Acompañamiento

Después de realizar las pruebas y procedimientos necesarios, el diagnostico será el responsable por presentar cuales son los próximos pasos a seguir. Lo que puede ser desde tratamientos más  simples, hasta una variedad de procedimientos quirúrgicos para ayudar a aliviar los síntomas y problemas del tracto digestivo, órganos y sistemas relacionados.

ENFERMEDADES DIGESTIVAS MÁS FRECUENTES

Las enfermedades del aparato digestivo afectan muchas personas actualmente y ocurren debidos a cambios o anomalías en el funcionamiento natural de este proceso.

Conoce las enfermedades más comunes a continuación:

1- Reflujo Gastroesofágico

La enfermedad causa que el ácido del estómago retroceda al esófago y la característica principal es el un dolor ardiente en el centro del pecho. El reflujo ocurre especialmente después de comidas pesadas o durante la noche.

2- Síndrome del colon irritable

El síndrome del colon irritable se debe que el tejido muscular del intestino es más sensible y reacciona más intensamente a estímulos habituales, como alimentación y estrés. Esto puede ocasionar retraso o aceleración en el movimiento intestinal y, consecuentemente, alteración en la frecuencia, forma o consistencia de las heces.

3- Dispepsia

La dispepsia es el término médico que designa la dificultad de digestión. Consiste en la existencia de dolor o malestar en el abdomen superior de forma crónica o recurrente, sensación de enhebrado y saciedad precoz.

Ambas enfermedades causan molestias físicas que afectan sus portadores, por eso el diagnóstico y tratamiento son tan importantes para retomar la salud y calidad de vida.

Aléjate para siempre de los colchones baratos

colchones_baratosA la hora de elegir un colchón se debe tener cuidado de aquellos que son más económicos y de dudosa calidad, ya que es mejor pagar un poco más y asegurarnos que la base de descanso que vayamos a adquirir proteja de manera eficiente nuestra espalda y músculos. Las consecuencias de utilizar colchones baratos pueden ser perjudiciales para la columna, al no verse ésta lo suficientemente sujeta.
Cada cuerpo es distinto, por lo que cada colchón debe ir adaptado a cada uno, pero no siempre suele ocurrir eso. Muchas veces, es la persona la que termina adaptándose al colchón.
Por todo lo anterior, es mejor atreverse e invertir en un descanso realmente reparador. En caso contrario, éstas pueden ser algunas de las consecuencias:
Dolores de espalda y problemas en la columna vertebral: dormir en un colchón hundido o abollado causará dolores musculares. Esto es debido a que nuestra columna vertebral se dobla y los músculos de alrededor se tensan.
Alteración de los patrones de sueño: dormir en un colchón desgastado e incómodo puede ser una verdadera tragedia nocturna. Esto traerá como consecuencia que al levantarse nuestro cuerpo continúe fatigado.
Empeoramiento del asma y reacciones alérgicas: el uso de colchones baratos y viejos conlleva la aparición de un mayor número de ácaros. Éstos producen enfermedades infecciosas como la conjuntivitis e, incluso, dermatitis.

Cuidados intensivos
Los colchones necesitan unos cuidados mínimos como darles la vuelta 3 o 4 veces al año, ventilarlos o buscar unos somieres adecuados
También es importante considerar aspectos claves, como el crecimiento de los niños, o el embarazo de una mujer, casos en que se hace vital contar con un colchón acorde a las necesidades.
Una sencilla forma de decirle adiós a estos problemas, es probar los colchones directamente en la tienda en que serán comprados. Al estirarse sobre ellos, se debe comprobar que la espalda y la zona lumbar estén totalmente apoyadas en el colchón, sin que haya ningún arco extraño por encima de éste.

La importancia de la obstetricia

El período de gestación es un momento en que las madres necesitan apoyo de todos, especialmente de un profesional de la salud. Ese especialista debe para estar al lado de la madre con el fin de transmitir seguridad y proporcionar todos los conocimientos, para que ella pueda vivir la experiencia de la maternidad  de la forma más saludable posible. La obstetricia es el ramo que tiene esa función.

 El obstetra es dueño de un papel clave en el seguimiento del embarazo. El profesional es quien va a evaluar cuáles son las precauciones que se deben tomar con el paciente y su bebé antes de nacer, durante y después del parto.

La obstetricia va mucho más allá de casos individuales. En países en que la importancia del obstetra todavía no es muy extendida y los recursos en esa área son escasos, por ejemplo, el número de complicaciones en el parto, la mortalidad materna y los problemas con el feto son comunes y un caso preocupante de salud pública (sobre todo en las zonas pobres).

Pero en estricto rigor, obstetricia es el nombre dado al conjunto de técnicas y conocimientos empleados en el cuidado de gestantes, recién nacidos y sus familiares. El objetivo es garantizar la normalidad en el nacimiento del bebé y la calidad de vida de la mujer en ese periodo.
La actuación del obstetra comienza bien antes del parto, debiendo toda mujer buscar un profesional lo antes posible de embarazarse, para que se pueda realizar exámenes y diagnósticos, para identificar y sanar probables riesgos al embarazo y a la gestante.

Este médico da consejos pre-gestacionales y acompaña la salud del feto, lo que permite identificar alguna anormalidad precoz y posibilita intervenciones terapéuticas aún en el útero.

Los obstetras también atienden a las gestantes y luego a las madres y los recién nacidos durante el período neonatal, es decir, los primeros 28 días de vida.

Son las consultas y exámenes realizados regularmente por los profesionales de la obstetricia que proporciona a la embarazada una previsión de cómo ocurrirá el nacimiento, los riesgos del embarazo y el desarrollo fetal.

Consultas con el obstetra

Las consultas con el obstetra, en general, deben ser hechas en clínicas especializadas, periódicamente y siempre que recomendadas, después de las cada las 35 semanas; por ejemplo, pueden ser semanales hasta el parto. Sin embargo, cada caso debe ser evaluado por el doctor responsable.

En el momento de dar a luz, el obstetra también estará al lado de la embarazada con el fin de completar todos los procedimientos necesarios para el nacimiento seguro del bebé  y preservación de la salud de la madre.

Por eso el recomendable es que las mujeres embarazadas comiencen y terminen el tratamiento con el mismo profesional, además ya conocer la historia clínica de la paciente y su situación de salud durante la gestación, es posible crear una relación de confianza más sólida, lo que ayudar mucho especialmente en la hora del nacimiento.