Guía para el acompañante familiar en el servicio de urgencias

urgenciaLa decisión de recurrir al servicio de urgencias es el punto de inflexión que puede marcar una gran diferencia entre una anécdota hospitalaria y una tragedia. Por lo tanto, hay ciertos asuntos a los que debes poner atención en caso de que necesites acompañar a algún familiar, de manera que hagas este proceso de la manera más eficiente y expedita posible.

I. Síntomas que indican que el paciente debe trasladarse a una unidad de Urgencia.

  • Dolor severo en el pecho y dificultad para respirar.
  • Convulsiones o pérdida de conciencia.
  • Fiebre en bebés menores de 3 meses.
  • Hemorragia.
  • Profundas heridas corto-punzantes o de bala.
  • Quemaduras moderadas o severas.
  • Vómito constante acompañado de dolor de estómago.
  • Dolores fuertes de cabeza, espalda o cuello.
  • Síntomas de pérdida en embarazadas.
  • Dolor abdominal severo.
  • Signos de ataque cardíaco.
  • Signos de derrame cerebral (pérdida de la visión, desvanecimiento, dificultades en el habla).

II. Conseguir un vehículo de transporte lo más rápido posible

En reiteradas ocasiones, esperar una ambulancia toma mucho más tiempo del necesario para llevar al paciente directo al hospital, por lo tanto, es muy conveniente tener un plan de respaldo. Puedes recurrir a un auto particular, siempre y cuando el conductor no esté alterado, o pedir un taxi. Todo esto si el paciente resiste el traslado sin asistencia paramédica.

III. Cosas que no puedes olvidar

  • Teléfono celular cargado.
  • Documentos propios y del paciente.
  • Conocer las alergias del afectado.
  • Abrigos y mantas.
  • Documentos médicos recientes, si es posible (exámenes, recetas médicas, radiografías)
  • Dinero en efectivo

IV. Comportamiento apropiado en el servicio de urgencias

Existen protocolos para determinar la gravedad de los pacientes que ingresan por urgencias médicas. Sin embargo, muchas veces el desconocimiento de las personas sobre la diferencia entre una verdadera urgencia y una enfermedad que puede tratarse con un médico en horario de consulta, entorpece el proceso.

No es recomendable trasladarse entre distintos servicios hospitalarios, aunque parezca que la espera será larga, ya que cualquier crisis que sufra la persona afectada puede ser tratada de inmediato si ocurriese en la sala de espera. Mantener la calma es crucial para reconfortar al familiar afectado y poder realizar los trámites pertinentes con diligencia.

Recuerda siempre prevenir accidentes en el traslado, estar atento y, sobre todo, anticiparte a los hechos. Lo anterior, te ayudará a mantener la calma al ingresar a un servicio de urgencias y facilitará el que puedas contener a la persona afectada.

¿QUÉ HACER SI LA PERSONA ESTÁ DESMAYADA?

Al momento en que veas que la persona se desmaya, debes conservar la calma para que puedas actuar con rapidez y efectivamente puedas salvarla.
Lo que debes hacer es pedirle inmediatamente a otra persona que vaya por ayuda llamando a una ambulancia. Mientras tanto usted debe atender a la persona con mucha atención.
desmayadaSi está despierta:
Puede hacerle algunas preguntas fáciles de responder como ¿qué día es hoy? ¿Cuál es su nombre? ¿Cómo se llama el Presidente?
En el caso de que no pueda responder, se debe informar cuanto antes al personal médico que lo reciba, ya que estaría frente a un cambio de estado mental.
Si está inconsciente:
-Revise sus vías respiratorias, es decir la respiración y el pulso de la persona con frecuencia.
-Si comienza a vomitar, gire el cuerpo entero a la vez hacia un lado, apoye el cuello y la espalda para mantener la cabeza y el cuerpo en la misma posición mientras lo voltea.
Lo que no debe hacer
-Dejarla sola
-No ponga almohadas bajo su cabeza.
-No le de bebidas ni comida
-No ponga algodón sobre heridas o quemaduras

 

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

Es uno de los mayores miedos a la hora de avanzar hacia la tercera edad: el Parkinson. Una lenta, pero severa enfermedad que afecta al menos a 35 mil personas en nuestro país, desde los 60 años en adelante. Al igual que cualquier otra enfermedad de alta complejidad, es esencial reconocer sus causas y síntomas iniciales para desarrollar un tratamiento que mejore la calidad de vida de quien podría padecerla. A continuación, encontrarás una breve reseña que permitirá aclarar las principales dudas que se tienen sobre esta enfermedad.

Causas y síntomas

Mientras que las causas exactas que provocan la enfermedad de Parkinson no son conocidas, su origen está relacionado a la muerte de las células neurológicas que producen dopamina, un neurotransmisor esencial que está ligado a la zona del sistema nervioso encargada de controlar el movimiento corporal. Sus primeros síntomas comienzan a aparecer una vez que ya no hay suficientes células nerviosas generando este químico en el cerebro, por lo que se ha definido esta enfermedad como un desorden degenerativo crónico del sistema psicomotor.

El malestar comienza con algunos temblores pequeños, movimientos lentos y extremidades rígidas, así como problemas en el equilibrio y el habla. Los síntomas se vuelven gradualmente más complejos con el tiempo, por lo que la completa manifestación de esta enfermedad puede tomar años e incluso más de una década. Ya durante la última etapa, los pacientes no pueden cuidar de sí mismos dado que sufren problemas de desorientación, es entonces que resulta esencial proporcionar asistencia y procurar que se desenvuelvan con absoluto cuidado en la vida cotidiana.

Tratamiento

Las terapias que habitualmente se recomiendan para tratar esta enfermedad, están directamente ligadas a aminorar los malestares de quien la padece, ya que no existe una cura definitiva. De esta manera, los pacientes pueden mantener una vida activa e independiente por un tiempo prolongado, a través de medicamentos, cirugías y chequeos constantes que permitirán disminuir los síntomas de la enfermedad, según sea necesario dependiendo del tipo de diagnóstico que se haga.

Si bien el Parkinson es una difícil enfermedad, tanto para quien la sufre como para su círculo familiar más cercano, existen alternativas que permiten mejorar su calidad de vida y mantenerlo bajo control. De manera que es posible disfrutar tanto como sea posible de esta etapa de la vida, si se tienen los cuidados y atenciones adecuadas.

Razones por las que a veces no es posible dar a luz por parto natural

parto_naturalMuchas mujeres embarazadas o con planes de tener hijos, desean que el parto sea lo más natural posible, por lo que no contemplan la cesárea como opción. Sin embargo, a veces esto no depende ni de ellas, ni del médico encargado, ya que hay circunstancias que hacen imposible que la madre dé a luz como quisiera. Existen diversas razones por las que el parto natural no es viable en algunos embarazos, por lo que se programa una cesárea para evitar cualquier complicación. A continuación, encontrarás algunas de las razones por las que un ginecólogo optará por aquel procedimiento en lugar de un parto natural:

1. Feto no está en su posición:

La posición ideal para el nacimiento del bebé es invertida, de modo que al nacer lo primero que salga sea la cabeza y de esta manera no haya riesgo de asfixia. Sin embargo, no todos los fetos se posicionan de esta forma ya que a veces no se giran del todo, quedando en posición horizontal (transversal). Si el feto no se ha girado y continúa en posición podálica (de nalgas) dependerá de la decisión del ginecólogo, aunque también se recomienda practicar una cesárea en ese caso para prevenir riesgos.

2. Pelvis demasiado pequeña:

Resulta un caso poco frecuente, pero a veces sucede que la pelvis de la madre no es lo suficientemente grande como para permitir el paso de la cabeza del feto. En ese caso una cesárea es obligatoria.

3. Bajo peso del feto:

Si el bebé pesa menos de 1,5 kg es recomendable realizar una cesárea, ya que puede existir riesgo de que no resista el esfuerzo que implica un parto.

4. Placenta previa:

Una placenta previa oclusiva obliga a una cesárea. Significa que la placenta, al final del embarazo, se ha posicionado entre el feto y el canal de parto, impidiendo la salida de éste.

5. Enfermedades de la madre:

Afecciones tales como VIH, preeclampsia, virus del papiloma humano o alguna cardiopatía descompensada, impedirán inevitablemente un parto normal.

6. Embarazo múltiple:

Cuando son dos o más fetos, se suele practicar una cesárea para evitar complicaciones. Dependerá de la decisión del ginecólogo, quien evaluará la posición de los bebés y la madurez fetal, entre otras variantes.

Si bien muchas mujeres prefieren el parto natural por la rapidez del periodo de recuperación, esto a veces no es posible. Debemos confiar siempre en la decisión de nuestro ginecólogo, que sabrá tomar la mejor decisión.

 

Consejos naturales que complementarán tu tratamiento contra el cáncer

cancerEl tratamiento contra el cáncer es un proceso delicado, cuyo adecuado cumplimiento puede devolverle la salud al paciente y literalmente salvar su vida. Para mayor beneficio, es posible complementar este procedimiento de oncología con una terapia natural que permita lograr un resultado más armónico. Revisa la siguiente lista en donde seguramente encontrarás valiosos consejos para quien atraviesa por esta enfermedad.

1. Aliméntate con probióticos. El yogurt natural es el perfecto aliado para este tipo de pacientes. Está demostrado que consumir este alimento, podría ayudar a combatir el crecimiento de células cancerosas, al mismo tiempo que regenera la flora intestinal luego de un tratamiento de quimioterapia. Incluirlo en la dieta con frutas naturales y sin azúcares añadidos es una excelente decisión.

2. Adiós a los transgénicos y comida chatarra. Los aceites y grasas que la comida chatarra contiene son nocivos para la salud en todo momento y peor aún cuando la persona está sometida a un tratamiento de oncología. Es por ello que deben desaparecer de la alacena frituras, helado, pollo frito, pizzas y cosas por el estilo. Por otra parte, los alimentos derivados de transgénicos suelen estar tratados con pesticidas que, de acuerdo con diversos estudios, sólo agravan el cáncer. Exige que todo aquello que compras para tu consumo diario cuente con la etiqueta o advertencia correspondiente, y opta por todo aquello que sea orgánico y cien por ciento natural.

3. Presta atención a las terapias alternativas. Entre las principales se encuentra la hidroterapia que, tal como su nombre lo indica, utiliza agua para equilibrar el cuerpo y mente. Se han reportado sus beneficios en pacientes con cáncer, ya que el contacto con este elemento natural estimula el sistema inmune. De igual forma el masaje terapéutico es recomendable para la relajación integral del organismo.

4. El té no puede faltar. Esta deliciosa bebida ayuda a prevenir y combatir el cáncer gracias a su acción antioxidante. Sus diversos componentes como polifenoles y catequinas inhiben la acción de los tumores y fortalecen el sistema inmunológico. Es por ello que debes disfrutar frecuentemente cualquiera de sus variedades, principalmente el té negro y verde.

Finalmente, es importante recordar que los anteriores consejos naturales deben ser sólo el complemento al tratamiento principal de oncología, pero nunca sustituirlo completamente. Recuperar la salud es el objetivo principal, así que es necesario tener a la mano esta información que ayudará a lograr esta meta tan preciada.

Tipos de cáncer y la importancia de la prevención

En Chile, la segunda causa de muerte entre tras las enfermedades cardiovasculares es el cáncer, llegando al 26% de los fallecidos según cifras oficiales. La complejidad de la situación ha motivado una serie de campañas a nivel global.

Son un grupo de enfermedades, con multiplicación descontrolada de células que invaden otros tejidos, interfiriendo en el normal funcionamiento de los órganos. Existen más de 200 tipos con diferentes síntomas y tratamientos.

Los más frecuentes son, en hombres, cáncer al pulmón, la próstata, colon y recto, estómago e hígado. En mujeres, ha habido un aumento en los casos de cáncer de mama y el cuello uterino.

En la actualidad hay mayores esfuerzos para brindar herramientas de prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidados, pero es fundamental que cada persona esté atenta a las advertencias que pueda dar su propio cuerpo y consultar a un especialista.

 

Dermoestética: una alternativa menos invasiva que la cirugía

dermoesteticaSon muchos los tratamientos que se están utilizando actualmente para cuidar las condiciones en que mantenemos nuestro cuerpo y piel, dado que la belleza es un concepto muy valorado en la sociedad actual.

Es un hecho que hoy por hoy la cirugía estética se ha consolidado como una opción definitiva a través de la cual potenciar y devolverle su juventud al cutis. Sin embargo, el mayor inconveniente de este tratamiento es que requiere de la temida intervención de un bisturí, por lo que muchas personas están apostando cada vez más por la dermoestética al ser un tratamiento mucho menos invasivo. Esta disciplina se enmarca en el plano de la dermatología y se encarga de fomentar el cuidado de la piel, siendo que ésta sufre daños internos y externos, provocados por carencias nutricionales, contaminación ambiental, exposición solar sin la protección adecuada, el tabaco o el paso del tiempo, por nombrar sólo algunas causas.

Uno de los tratamientos dermoestéticos más demandados para el embellecimiento de la piel es la infiltración de Bótox. La inyección de la toxina botulínica se utiliza en medicina estética para tratar las arrugas de expresión y es un tratamiento muy demandado por diferentes razones: principalmente, porque no necesita cirugía y es una técnica indolora que ofrece resultados visibles inmediatos. Este es uno de los tratamientos cosméticos más cotizados para tratar los primeros síntomas de envejecimiento en la zona de la frente, el entrecejo y las líneas de expresión. Sin embargo, existen algunas contraindicaciones a este tratamiento ya que puede producir reacción alérgica, sensación de párpados caídos o rigidez facial, por lo que el paciente debe informarse en un centro especializado antes de someterse a la inyección de Bótox.

Además del Bótox, otro de los tratamientos de dermoestética más demandados es el Peeling Facial, el que ofrece una alternativa no quirúrgica al Lifting. El peeling facial es un tratamiento de exfoliación a través del cual se trata la epidermis, eliminando manchas, acné y las primeras arrugas, así como también está indicado para corregir cicatrices. Este tratamiento aporta una agradable sensación de bienestar en la piel, otorgando luminosidad facial, eliminando impurezas y células muertas. Además, esta exfoliación fomenta la producción de colágeno y elastina, así como también hidrata la piel.

La belleza es un concepto de salud. Y como tal, siempre debes confiar en profesionales calificados y especializados en dermoestética, para que así puedas asegurarte los mejores resultados y disfrutes de un cutis limpio y joven.

Beneficios del tratamiento de rejuvenecimiento facial

Las acciones de los tratamientos de rejuvenecimiento facial buscan dar un look más jovial al rostro, proporcionando volumen, rellenando surcos y arrugas, con el fin de camuflar los efectos del paso de los años.
Son tres técnicas las más solicitadas en este campo, entre los que está el ácido hialurónico, el bótox y tratamiento de plasma rico en plaquetas, que busca reactivar la producción de colágeno y elastina, fundamentales en la renovación celular. Las otras están destinadas al uso de relleno de arrugas marcadas en el rostro y, en el caso del bótox, eliminar líneas de expresión.

Entre los beneficios está el que se trata de un procedimiento que brinda resultados naturales. Podrás sentir el cambio en el rostro. A su vez, es un proceso que se puede combinar, sin llegar a ser demasiado invasivos y con rápida sanación, porque no son métodos quirúrgicos. Así que anímate de una vez y atrévete a realizarte algunos de estos tratamientos para, por fin poder devolver esa juventud perdida.

 

¿A quién debo recurrir al reumatólogo o al traumatólogo?

Es bastante probable que, al sufrir algún intenso dolor corporal te hayas visto en la necesidad de buscar ayuda médica, pero no sepas bien a quién recurrir, puesto que tanto un reumatólogo como un traumatólogo podría ayudar a aliviar esa afección de tu extremidad. Entonces ¿A quién debes recurrir?

Lo primero que debes saber, es que un reumatólogo se encarga de diagnosticar y tratar los trastornos que afectan al aparato locomotor, el cual se compone de músculos, tendones, nervios y huesos que trabajan en conjunto para permitir los movimientos de las articulaciones. Por su parte, la traumatología se encarga de diagnosticar y tratar las lesiones o daños que afecten externamente a este mismo aparato, así como de darles una solución quirúrgica, de ser necesario.

reumatologoLa agrupación de enfermedades reumáticas cuenta con más de 200 tipos diferentes, donde algunas de las más frecuentes son la artritis reumatoide, gota, tendinitis, fibromialgia, osteoporosis, artrosis, lupus y bursitis. Sus síntomas generalmente son inflamación o rigidez articular, dolor constante o recurrente, pérdida de la movilidad, calor y enrojecimiento de la zona. Por su parte, las lesiones traumatológicas con mayor incidencia son los desgarros, dislocaciones, fracturas, esguinces, luxaciones e inflamaciones articulares. Los síntomas más frecuentes se manifiestan como dolor en respuesta a movimientos específicos, edema, disminución de la longitud de la extremidad por contracción muscular, deformidad con respecto a la articulación opuesta y sensación de rigidez.

Si has tenido dolores persistentes y espontáneos en una articulación, sin un posible origen aparente, debes visitar a un reumatólogo, ya que es el indicado para establecer un plan de tratamiento que disminuya tus molestias y detenga la inflamación o degeneración de los tejidos. Por el contrario, si tus malestares se iniciaron luego de un traumatismo físico -como una caída o torcedura, el levantamiento de peso con una postura incorrecta o posiciones corporales incorrectas, tu médico es el traumatólogo. El plan de acción de este médico será sanar la lesión en primera instancia y luego rehabilitar la zona del cuerpo afectada con la ayuda de un kinesiólogo.

kinesiologoY ahora te estarás preguntando ¿qué hace un kinesiólogo?, pues bien, las principales funciones de un especialista en kinesiología están enfocadas en la rehabilitación de pacientes con problemas a nivel motriz, a raíz de lesiones física o de movimientos corporales. Las actividades que desempeña están agrupadas en campos como la kinesiología traumatológica, deportiva, respiratoria y neurológica.

En términos más prácticos, los kinesiólogos realizan dos tipos de tratamientos en los pacientes, que tienen bastantes similitudes. Una de ellas es la kinesioterapia, es decir, masajes, ejercicios y ayuda a la movilización de las articulaciones. Por su parte, la segunda unidad trata de la fisioterapia, donde se integran agentes como ultrasonido y ultratermia, terapias de frío y calor, entre otros, para atacar los inconvenientes en los movimientos corporales.

El profesional de la kinesiología, carrera impartida en universidades y centros de educación superior, está capacitado para atender eficazmente al paciente en acciones de prevención, fomento, recuperación y rehabilitación ante alteraciones psicomotoras.

En conclusión, la principal diferencia entre ambas especialidades, es que los reumatólogos sólo realizan diagnósticos y terapias medicinales necesarias para el tratamiento de las distintas enfermedades que afectan al aparato locomotor. Mientras que son los traumatólogos quienes se encargan de las intervenciones quirúrgicas correspondientes, especializándose en distintas áreas del cuerpo como pies, rodillas, manos y columna.

 

8 consejos para conseguir adelgazar saludablemente

comida_saludableAdelgazar no siempre implica hacer una dieta, sino incorporar hábitos saludables a tu estilo de vida. Es por eso que aquí te entregamos ocho sencillos consejos que te darán la clave sobre cómo adelgazar con salud

1. A la hora de almorzar, la sopa como primer plato produce un efecto saciador que calma el apetito. Al momento del postre, procura elegir fruta en tu casa o también cuando comas en un restaurante.

2. Mastica con tranquilidad los alimentos durante el mediodía y la cena. Lo ideal es que dediques veinte minutos a estos momentos. No veas la televisión mientras comes porque, en ese caso, no te concentras realmente en notar lo que comes.

3. Utiliza sustitutos del azúcar para dar sabor a algunas de tus recetas. La miel y la stevia son algunos de los productos más populares.

4. Opta por una dieta baja en calorías y en grasas saturadas. Elabora menús que incluyan, entre otros alimentos, legumbres, verduras, sopas, ensaladas, pollo, melón y fresas. Realiza tus compras de alimentos centrándote en el valor nutricional de los mismos, consultando sus etiquetas cuando vayas al supermercado.

5. No hay alimentos buenos y malos sino ingredientes que puedes disfrutar con mayor o menor frecuencia. Por ejemplo, el chocolate no es un alimento prohibido, sino una dulce tentación que consumida de vez en cuando también eleva el estado de ánimo.

6. Fomenta el ejercicio aeróbico: caminar, practicar running y andar en bicicleta. Utiliza las escaleras en lugar de utilizar el ascensor.

7. Controla el estrés ya que puede abrir tu apetito como consecuencia de la ansiedad emocional. Una buena práctica de yoga y meditación algunas veces por semana, ayudará a mantener tu equilibrio.

8. Es recomendable que cada domingo elabores tus menús semanales, para mantener una adecuada planificación y evitar los preparados de última hora que muchas veces descuidan el proceso. En este sentido, establecer horarios regulares en tus hábitos diarios, te ayudará a mantener un control del apetito.

También puedes tomar un proceso de coaching nutricional para mantener tu motivación alta en la integración de estos hábitos saludables. En una experiencia de este tipo descubrirás las claves de cómo adelgazar manteniendo tu salud y, a la vez, tu atención en el objetivo.

OJO CON DEJAR DE COMER

Saltarse comidas: Nada recomendable al hacer una dieta

Que el desayuno es la comida más importante del día es un dicho popularizado. Sin embargo, lo concreto es que cada una de ellas es igual de importante para el correcto funcionamiento y desarrollo de una persona.

Por ello, si estás realizando una dieta para adelgazar evita por todos los medios saltarte una comida. En especial, por dos puntos. Uno de ellos relacionado a la fatiga producida en el organismo debido a las largas horas sin ingerir alimentos. La otra, referida a las tentaciones que sentirás inconscientemente, como una forma de compensar la comida que dejas de consumir, productos prohibidos en las dietas, como chocolates, dulces y bebidas.

Lo recomendable es consumir pequeñas porciones al desayuno, almuerzo, once y cena. Siguiendo esta pauta, más alejarte de la chatarra y practicar rutinas de ejercicios, se traducirán en un buen desempeño de tu dieta.

 

 

Todo lo que debes saber antes de pensar en hacerte una liposucción

saber_liposucciónLa liposucción es una cirugía cosmética mínimamente invasiva y ambulatoria, que remueve pequeñas cantidades de grasa para modelar el cuerpo. Se utiliza para ello una cánula de succión o una sonda ultrasónica, ésta lleva la grasa del cuerpo a una máquina centrífuga para separarla de otros elementos y utilizarla en otras zonas que se requiera rellenar, en beneficio de la armonía anatómica. El uso de anestesia general, regional o local depende de la zona a intervenir y puede reducirse a una o varias simultáneamente, lo único que varía es el precio y duración de la cirugía.

Riesgos de la cirugía

Pueden ocurrir diversas complicaciones asociadas a reacciones indeseadas del cuerpo, negligencias médicas o malos cuidados. Algunas se tratan con facilidad, otras son permanentes y las más graves pueden incluso provocar la muerte. Lo importante es conocer los riesgos específicos de cada paciente, según su estado de salud general y evaluar cuán necesaria es la cirugía. Algunos de los principales riesgos asociados son los siguientes:

  • Inflamación anormal.
  • Queloides, cicatrices atróficas o hipertróficas.
  • Infección de tejidos.
  • Edemas, hematomas y seromas.
  • Reacciones alérgicas a la anestesia u otros medicamentos administrados.
  • Deshidratación o retención de líquidos.
  • Fibrosis.
  • Hiperpigmentación y necrosis de la piel.
  • Hiperestesia y dolor crónico.
  • Desviación umbilical.
  • Perforación de órganos.

Datos importantes

La liposucción debe realizarse en un pabellón que tenga los medios necesarios para atender una emergencia, considerando las posibles complicaciones que podrían ocurrir. Por lo demás, sólo médicos especializados en cirugía plástica están capacitados para ejecutar la intervención, ya que el éxito del tratamiento depende directamente de su expertise y de los cuidados post operatorios que se tengan.

Esta intervención no es ideal si tienen más de 20 kilos de sobrepeso o si se buscan resultados inmediatos, ya que éstos podrían tardar hasta tres meses en evidenciarse. Si la piel está dañada, presenta mala cicatrización o problemas de elasticidad, es posible que además se necesiten cirugías complementarias.

Las personas que padecen enfermedades sistémicas como diabetes, enfermedades pulmonares, hipertensión o problemas circulatorios no deberían operarse porque los riesgos aumentan de forma considerable en cada uno de los casos. Un médico responsable siempre solicitará diversos exámenes para verificar que la salud del paciente sea compatible con el procedimiento.

Si no calificas como un buen candidato para una liposucción, recuerda que lo más importante siempre es resguardar tu vida y que existen otros métodos no quirúrgicos para eliminar los molestos depósitos de grasa.

Mitos y verdades sobre la mamoplastía de aumento

mitos_verdadesLos implantes de seno o mamoplastía de aumento son una de las operaciones estéticas más realizadas alrededor del mundo. Si planeas realizarte esta operación o simplemente deseas conocer más acerca del tema, desmitifica aquí lo que se conoce sobre el aumento quirúrgico de senos.

1.- No se puede amamantar con implantes: Mito.
Muchas personas creen que deben elegir entre alimentar a su bebé o hacerse una mamoplastía de aumento. La verdad es que los implantes no interfieren en el proceso de lactancia y no impiden que amamantes a tu hijo. Es posible que aparezcan problemas para realizar el proceso de lactancia, pero estos no suelen estar relacionados con el aumento quirúrgico de senos.

2.- Se pueden romper: Verdadero.
Los implantes de silicona no son eternos y, aunque se ha demostrado que pueden soportar una presión de peso mayor a 400 kg, también pueden llegar a romperse. Esto es más probable con las marcas de baja calidad que suelen ser las más baratas en el mercado. Pide la asesoría a un experto para saber qué marca es la que más te conviene.

3.- Los implantes duran toda la vida: Mito.
Aunque la ciencia y la tecnología colaboran para crear implantes más duraderos y avanzados, debes saber que no existen elementos proteicos que duren toda la vida. Todo depende del cuidado que se tengan con los implantes y de los controles médicos que se hagan cada cierto tiempo.

4.- Solo un profesional puede hacer la mamoplastía: Verdadero.
Al realizarte un aumento de senos estás comprometiendo tu salud, más aún si la persona que realizará la operación no es un cirujano plástico. Por ello, debes cerciorarte las veces que sean necesarias de que estás tratando con un experto. Si llegas a tener una duda, por más mínima que sea, es mejor desistir. Además, algunos doctores llegan a creer que el proceso es sencillo, entonces, médicos generales, ginecólogos y cirujanos de otras áreas se consideran capaces de llevar a cabo la operación. Sin embargo, es mejor que acudas exclusivamente a un especialista con experiencia comprobable.

5.- Los implantes de plástico producen cáncer. Mito.
Hasta el momento no se cuenta con alguna prueba o registro que indique que los implantes de silicona conlleven riesgo de cáncer de seno. Por lo demás, gracias a los chequeos médicos previos a la intervención, es posible encontrar indicios tempranos de cáncer de mama en etapas tempranas, ayudando a realizar un tratamiento a tiempo y sin riesgo para la paciente.