Proceso para acceder a un préstamo de Salud en Fonasa

credito_salud_2Costear la salud puede perfectamente ser en ocasiones causa de un dolor de cabeza, o de una nueva enfermedad además de la ya existente y esto no es una exageración, es que la verdad es que en muchos casos no tener el dinero para pagar una enfermedad es un problema que genera un malestar y preocupación que muchas veces están demás.

Para evitar este tipo de problemas y que no te duela la cabeza, el sistema público de salud en Chile, Fonasa, cuenta con la modalidad de préstamo de salud, lo cual financia en parte o la totalidad de las prestaciones de enfermedades acogidas a este préstamo.

Algunas de las enfermedades que entran dentro de este beneficio son las hospitalizaciones (mínimo de una noche), algunas intervenciones quirúrgicas, urgencias que ameriten riesgo vital, tratamientos psiquiátricos, diálisis y radioterapia.

Eso sí, como toda “ayuda” financiera, este Préstamo de la Salud está sujeto a ciertos requisitos los que deben ser cumplidos por los afiliados interesados en acceder a él. Por ejemplo, excepto los beneficiarios de Pensión Básica Solidaria, hay que estar al día en el pago de las cotizaciones; trabajadores dependientes deben acreditar 6 meses de cotizaciones, mientras que los independientes deben acreditar 12 meses; se deben presentar dos co-deudores solidarios dependientes los que deben acreditar un ingreso igual o superior al interesado; completar la solicitud respectiva; no tener deuda anterior por concepto similar y acompañar un programa de atención de salud valorizado o los cupones de pago AUGE.

Para realizar esta solicitud lo puede hacer en cualquier sucursal de FONASA, pero debe recordar llevar su carnet de identidad, la ultima colilla de sueldo con el descuento de salud por planilla y el formulario completo y firmado para la solicitud de préstamo.

Modalidad de pago

El préstamo médico se paga en cuotas mensuales las que son reajustables de acuerdo al IPC mensual, el monto a pagar es el 10 por ciento de los ingresos del titular, los que han sido declarados al solicitar el préstamo. Esto varía si se trata de un préstamo para atender una emergencia con riesgo vital, en ese caso sólo se descuenta el 5 por ciento.

En el caso de los cotizantes dependientes y pensionados el descuento se le realiza por planilla, mientras que los independientes deben pagar directamente en la entidad designada por Fonasa, presentando la planilla de pago.

Cómo funcionan los préstamos médicos en el sistema público

Mantener un estado de salud sano no es solo cuestión de pequeños y adultos mayores, hoy en día la salud es un tema primordial para todas las personas. ¿ Y cómo no serlo?, si las cifras indican que nuestro país tiene la tasa de depresión más alta a nivel mundial, vale decir que 2 de cada 10 personas sufren algún síntoma de esta enfermedad. De hecho, desde el 2008 los problemas de índole psicológica encabezaron el número uno en la lista de incapacidad transitoria en el sistema de salud.

Por otra parte, también somos el país donde se consume mayor cantidad de alcohol y marihuana de una forma precoz. De hecho el promedio para ingerir estas sustancias es entre los 14 y 15 años, mientras que en Chile es a las 12 años.

Ahora, no es una falacia decir que Chile es considerado como un país extremadamente enfermo y el problema no es sólo eso, sino que las diversas patología acarrean un montón de otros dilemas, sobre todo en el área económica. A la hora de enfrentar cualquier enfermedad se debe confrontar también el bolsillo de cada uno y es quizá uno de los pasos más dolorosos, sobre todo para personas de estratos sociales medios y bajos. De hecho,  costear una enfermedad de tratamiento prolongado resulta casi imposible, considerando esto, hay sistemas de financiamiento, de entidades privadas y públicas (Fonasa), que buscan entregar facilidades.

credito_salud

En el caso de Fonasa, el Préstamo Médico se considera para “financiar una parte o la totalidad del valor del co-pago de aquellas prestaciones sujetas a este beneficio, ya sea en la red pública o en la red privada en convenio con FONASA”. Esta definición incluye atenciones calificadas como emergencia, el co-pago de medicamentos y la totalidad de los co-pago Auge.

Este beneficio, del cual gozan los trabajadores, contratados e independientes, afiliados a Fonasa puede ser utilizado para ciertas prestaciones tales como:

  • Adquisición de Ortesis
  • Adquisición de Prótesis
  • Hospitalizaciones (mínimo una noche).
  • Intervenciones quirúrgicas inscritas en PAD “Su Cuenta Conocida”
  • Urgencias con riesgo vital, condición que debe ser certificada debidamente por el médico de turno del servicio de emergencia hospitalario, público o privado.
  • Tratamientos Psiquiátricos, de Diálisis y Radioterapia.

Pero no sólo en la salud pública es posible obtener este tipo de beneficios, en el ámbito privado hay instituciones financieras que consideran los préstamos de salud como un producto al cual pueden optar sus socios o clientes. Para ello los solicitantes deben cumplir ciertos requisitos, estipulados en su reglamento comercial o algunos especiales para estos casos; y la modalidad de pago puede ser mediante pago directo, automático o descuento por planilla, sólo por mencionar algunos.

La nocividad de los gases de efecto invernadero aumentan

gases efecto invernadero

Uno de los gases más dañinos para el medio ambiente, y por ende para las personas en general, son los gases de efecto invernadero. Estos pueden provocar mucho daño para la alimentación y la agricultura. Es por eso preocupante lo que advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que le emisión agrícola de gases de efecto invernadero se duplicó en los últimos 50 años. América Latina y el Caribe es la segunda región que genera más emisiones agrícolas a nivel mundial con un total del 17%, siendo sólo superado por Asia con un 44% y seguirá creciendo si no se toman las medidas adecuadas para reducirlas las emanaciones de gases.

Si hablamos de las emisiones agrícolas en cultivos y ganadería, éstas crecieron entre 1961 y 2010 desde 388 millones de toneladas de dióxido de carbono a más de 90 millones, siendo la industria ganadera la culpable del 88% de las emisiones. Las emisiones de la región en su totalidad, tomando en cuenta agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra, superaron los 2.800 millones de toneladas de CO2, en promedio, durante un período de 10 años. En el mismo lapso, los bosques actuaron como sumidero de gases de efecto invernadero, absorbiendo 440 millones de toneladas de CO2.

Para darle un giro a este problema, es que expertos de 15 países de América Latina y el Caribe se unieron en San José de Costa Rica en un taller para capacitar a los gobiernos en el objetivo de que sean capaces de crear inventarios de emisiones y planes de actuación.

¿Por qué es mejor consumir jugos naturales?

En épocas de temperaturas altas, lo que más deseamos es consumir alimentos refrescantes. Si son líquidos mejor. Sentimos la necesidad de hidratarnos más de lo normal, pero hay que recordar que no necesariamente tenemos que sentir sed, para consumir líquidos. Una buena y sana opción de refrescarse son los jugos naturales, que entre otras ventajas ayudan a facilitar el trabajo digestivo de nuestro organismo, nos otorgan azúcares simples a nuestro organismo y permiten fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Para entender un poco más la importancia que tienen estos jugos naturales para nuestro cuerpo, pasemos a revisar la siguiente lista detallada con cada unos de los beneficios:

  • El 90% es agua, por lo que lo convierte en un producto hidratante por excelencia.

  • No contienen grasas  y aportan azúcares simples, brindando energía saludable al organismo.

  • También nos entregan hidratos de carbono, ácidos orgánicos, vitaminas A y C, que son importantes para asimilar elementos tales como el hierro, el calcio y el fósforo que fortalece el sistema inmunológico, luchas contra las infecciones y enfermedades respiratorias y también ayuda al crecimiento.

  • Como nuestro cuerpo asimila el 95% de los nutrientes, es idóneo consumir un vaso de jugo natural al día.

  • Permite mantener un equilibrio en nuestro organismo, gracias a sus alcalinizantes.

  • En el proceso digestivo se unen en enzimas vegetales activas con las presentes en el estómago, lo que facilita la absorción de nutrientes.

  • Además, nos entrega poder antioxidante. Las frutas y verduras están rellenas de sustancias como las vitaminas A, C y , que nos entregan protección contras diversas patologías.

El jugo de naranja: Uno de los más consumidos

El jugo de naranja es una de las mejores opciones y una de las más comunes. Entre las ventajas que presenta este brebaje se encuentran la gran cantidad de vitamina C que proporciona al organismo, que sirve para evitar resfriados, ideal para el invierno. También, facilita el desarrollo de los huesos en los niños y entrega fósforo que es bastante necesario en casos de estrés, para personas nerviosas o en casos de intoxicaciones. Asimismo, brinda hierro que ayuda a la hemoglobinización de la sangre, mientras que el magnesio combate el estreñimiento. Por último, la potasa disuelve las grasas, mientras que la sosa estimula el jugo del páncreas, activando el proceso digestivo gastroduodenal.